​La leishmaniasis es una zoonosis endémica cada vez con más incidencia en España, causada por protozoos intracelulares del genero Leishmania.

Nuevo estudio de la evolución de la zoonosis leishmaniosis en Andalucía

​La investigación señala que el contacto esporádico con animales y/o convivencia con animales, es el factor de riesgo externo más frecuente de aparición de esta enfermedad
|

La leishmaniasis es una zoonosis endémica cada vez con más incidencia en España, causada por protozoos intracelulares del genero Leishmania. Enfermedad que de no ser tratada puede acabar en muerte, de ahí la importancia de estudiar esta enfermedad de declaración obligatoria y agilizar los diagnostico de confirmación y poder así, ser declaradas en Redalerta para su seguimiento e investigación. 


La Red Nacional de Vigilancia de Salud Pública clasifica a la leishmaniasis como enfermedad endémica de ámbito regional, de notificación no obligatoria en aquellas CCAA en donde la enfermedad no se considera endémica. Se sospecha que existe una importante subdeclaración, valorada del 25-40% para leishmaniasis visceral y de casi 100% para la cutánea, que son mayormente las dos formas de presentación de Leihsmania. En España, la enfermedad en humanos sigue patrones de presentación, como puede ser bien el de patrón endémico, o bien casos asociados a coinfección con VIH y a pacientes inmunodeprimidos, o un tercer patrón como pueden ser los brotes epidémicos.


Estos datos y, su incidencia en Andalucia, provienen de un reciente estudio realizado por el Servicio de Vigilancia Epidemiológica y Salud Laboral de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía durante los años 2015-2019, donde la enfermedad es de declaración obligatoria, y donde la tasa de incidencia de casos por 105 habitantes, durante 2019, alcanzó su pico máximo. 


De dicho estudio se observa que Granada, Jaén, Sevilla y Málaga son, por orden decreciente, las provincias de la comunidad autónoma con más casos declarados. Esta incidencia se relaciona con el reciente estudio, abril de 2020, denominado 'Las provincias españolas con mayor seroprevalencia de Leishmania en perros', donde sitúa a Andalucía como zona 4 que corresponde a  comunidades autónomas >17% de seroprevalencia. Asimismo, en este estudio se detectaron anticuerpos IgG anti-Leishmania representando una seroprevalencia del 10,12%, por tanto, es esencial el control de estos reservorios en la lucha de esta enfermedad, como así lo establecen los autores de este estudio andaluz entre las medidas de prevención y control a adoptar.


Leishmaniosis andalucía


Asimismo, del estudio epidemiológico elaborado los investigadores concluyen que afecta tres veces más a hombres que a mujeres, y que cada vez aumenta los casos declarados con franjas de edad muy cortas (menor a 1 año en caso de mujeres). Asimismo, se deduce que el contacto esporádico con animales y/o convivencia con animales, es el factor de riesgo externo más frecuente de aparición de esta enfermedad. Se evidencia además, una clara subnotificación de casos por parte de los facultativos sanitarios, y el estudio establece una serie de pautas de prevención y control de esta zoonosis. Por último, a pesar de tener un ciclo biológico muy complejo, los expertos recomiendan tener en cuenta las recomendaciones para evitar contagios y controlar la Leishmaniosis.


Los autores multidisciplinar de esta investigación, entre los que se encuentran médicos, veterinarios y epidemiólogos, son Francisco J. Bernal Vela, Enric Duran Pla, Javier Guillen Enríquez y Nicola Lorusso, técnicos del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Archivo