Rafael Laguens, presidente de la Asociación Mundial de Veterinarios (WVA).

Rafael Laguens: Visión de la profesión veterinaria mundial

​El nuevo presidente de la Asociación Mundial de Veterinarios (WVA) da su visión sobre la actualidad y el futuro de la profesión veterinaria
|

La idea principal que llevó a la creación de la Asociación Mundial de Veterinarios (WVA) hace 157 años fue encontrar formas de luchar contra las enfermedades epizoóticas y compartir y aplicar procedimientos internacionales para prevenir y controlar enfermedades. Ahora, la WVA está dirigida por el español Rafael Laguens, ex presidente de la Federación de Veterinarios de Europa (FVE).


Cuando se creó la WVA “la mayor preocupación era la peste bovina, una enfermedad que devastó a muchos países y que a través de la coordinación global pudimos declarar erradicada en 2011”, señala Laguens.


En la actualidad, el mundo se enfrenta a otra pandemia sin precedentes, el coronavirus COVID-19. En la lucha contra esta nueva enfermedad la profesión veterinaria juega un papel clave “por su contribución crucial a la salud pública y la necesidad de un enfoque coordinado. El mundo entero está actualmente luchando contra la misma enfermedad”, advierte el experto.


En esta lucha, Laguens resalta la importancia de la participación de la profesión veterinaria europea en la WVA, que “ha sido crucial desde el principio”. Su fundador, John Gamgee, profesor en el Veterinary College de Edimburgo, nació en Florencia, estudió en Italia, Alemania y Suiza y se graduó en el Royal Veterinary College de Londres. Europa ha acogido muchos congresos de la WVA; muchos veterinarios europeos han servido en diferentes puestos de la Estructura Organizacional de WVA y ahora la región europea contribuye con el mayor número de organizaciones miembros a WVA.


Actualmente, la Federación de Veterinarios de Europa (FVE) alberga la secretaría de WVA, continuando el trabajo previamente realizado por la Asociación Veterinaria Danesa, que fue sede de la Secretaría de WVA de 1994 a 2010.


“La experiencia de la FVE, reunida a lo largo de los años a través de la colaboración con veterinarios de toda la región europea, con tanta diversidad de cultura, historia y economía, antecedentes técnicos y científicos, podría ser una gran contribución a WVA. La profesión veterinaria europea necesita mirar más allá de los límites de nuestra región europea”, resalta Laguens.


Por ello, hace un llamamiento a la Federación europea y a cada una de las asociaciones veterinarias nacionales para que participen activamente en la red mundial de la profesión. “Más que nunca, la profesión veterinaria es un asunto global. La prevención y el control de enfermedades, la seguridad alimentaria, el bienestar animal y la disponibilidad de medicamentos, se han convertido en problemas globales que necesitan un enfoque global”.


El presidente de la WVA pide la colaboración veterinaria global, la considera esencial “para lograr los objetivos y cumplir con los compromisos que nuestra profesión tiene con respecto a la salud de los humanos, los animales y el medio ambiente bajo el enfoque One Health. Estoy comprometido para que WVA pueda reunir a veterinarios de todo el mundo, para compartir las mejores habilidades, experiencias, ideas y unir fuerzas para la promoción y el desarrollo de la profesión veterinaria”.

Archivo