Sentirse inferior está aumentando los problemas mentales en veterinaria

​Promover la mentalidad de que tener habilidades con los clientes son un atributo de un 'buen veterinario' ayudará a muchos profesionales a mejorar su bienestar, indica un estudio
|

Una nueva investigación ha encontrado que la sensación de que un profesional veterinario no es tan bueno como su par cuando se trata de diagnosticar y resolver un caso está contribuyendo a aumentar los problemas de salud mental en los veterinarios. El estudio, realizado por Elizabeth Armitage-Chan del Royal Veterinary College (RVC), también sugiere que promover la mentalidad de que las habilidades orientadas al cliente son un atributo de un 'buen veterinario' ayudará a muchos profesionales a mejorar su bienestar.


Armitage-Chan encontró ejemplos de nuevos graduados que valoraban sus habilidades orientadas al cliente, como ser capaces de adaptar los planes clínicos a las necesidades individuales de cada uno, pero aun así no podían eludir la sensación de que un "mejor veterinario" es aquel que puede realizar un enfoque especializado para determinados casos.


El artículo argumenta que aprender a formar relaciones positivas con los clientes en situaciones difíciles conduce a los veterinarios a que sean más resistentes y tengan un mayor bienestar mental. Sin embargo, un análisis más detallado encontró un pensamiento claro de "el cliente es el enemigo" en las conversaciones entre profesionales y en las redes sociales. “Durante un caso difícil, con necesidades complejas y conflictivas de la mascota y el dueño de la mascota, los veterinarios que eligen enfatizar al cliente como difícil e irrazonable pueden recibir consuelo temporal al hablar con compañeros de ideas similares o al acceder a las redes sociales. Sin embargo, este pensamiento les impide desarrollar empatía con el cliente, lo que afecta negativamente su salud mental a largo plazo”, indica Armitage-Chan.


Si bien, recalca que "es realmente importante no pensar en esto como un mensaje de que todos debemos ser más amables con nuestros clientes. He escuchado a veterinarios decir que las finanzas limitadas de los clientes o que no quieren someter a su mascota a un tratamiento los han obligado a ir en contra de su código profesional. El bienestar animal puede ser apoyado a través de tratamientos paliativos o sintomáticos, que pueden ofrecerse después de negociaciones difíciles con dueños de mascotas muy molestos. Por lo tanto, esta debería ser una habilidad celebrada”.


“Poder trabajar con un cliente que está muy preocupado por sus limitaciones financieras o la pérdida inminente de una mascota es difícil, particularmente cuando estas ansiedades se manifiestan como ira y acusación. El mensaje de las redes sociales del cliente como el enemigo obstruye esta habilidad, ya que se vuelve más fácil despotricar sobre el ‘cliente difícil’. Desafortunadamente, cuando esto se incrusta, evita la satisfacción profesional que resulta de trabajar con clientes”, explica.

   Mejorar la salud mental de los veterinarios, prioridad en todo el mundo
   Los veterinarios resaltan la importancia de preservar su salud mental

Archivo