El equipo de veterinarios junto a Stella.

Los injertos de piel de pez curan las quemaduras en los perros

​Un equipo veterinario de la Universidad del Estatal de Michigan en EE.UU. ha logrado salvar a una rottweiler gracias a los injertos de piel descamada de bacalao
|

Stella, una rottweiler de un año, ingresó en el Centro Médico Veterinario de la Universidad Estatal de Michigan (EE.UU.) con quemaduras de segundo y tercer grado en el 10% de su cuerpo tras escapar milagrosamente de un incendio en una casa en Lansing, Michigan, mientras sus dueños estaban ausentes. Aunque consiguió salir de la casa, no escapó de sufrir quemaduras en su cabeza, hocico, orejas, y en la parte posterior y lateral de su cuerpo, así como de inhalar severamente humo que le provocaron problemas respiratorios. También desarrolló úlceras en ambos ojos debido a la exposición al fuego.


“La voluntad de vivir de Stella fue increíble; ella nunca dejó de pelear ", explica Rose Wahl, una de las técnicas veterinarias que estaba presente cuando llegó Stella. "Su resistencia y fuerza han asombrado a todos los que han trabajado con ella", añade.


Al llegar al Centro Médico, los veterinarios atendieron de forma inmediata el trauma y las lesiones térmicas en la tráquea y los pulmones. Entonces, le pusieron líquidos intravenosos o intravenosos y oxígeno puro para ayudarlo a respirar. Una vez estabilizada, el equipo de cirugía de tejidos blandos se puso a trabajar, mientras que los oftalmólogos se ocuparon de sus lesiones oculares.


"Tuvimos que ser creativos con sus quemaduras debido al trauma significativo de los pulmones de Stella", señala Brea Sandness, veterinaria y residente de cirugía en el centro estadounidense. "Ella no era una gran candidata para la anestesia debido a sus lesiones respiratorias", continúa.


Fue entonces cuando el equipo quirúrgico recurrió a un método menos tradicional: el uso de pieles descamadas de bacalao de Islandia donadas por la empresa Kerecis, una compañía que desarrolla productos de piel de pescado para su uso en quemaduras y otros procedimientos médicos en humanos y animales.


Estos injertos de piel de bacalao contienen altos niveles de ácidos grasos omega-3 altos y tienen propiedades antiinflamatorias y antibióticas, esenciales para la curación y la regeneración de tejidos. Además, no requieren sedación profunda.


"Pudimos colocarlos sobre ella con una sedación mínima, lo que no solo nos permitió curarla sin estrés adicional en sus pulmones, sino que mejoró la forma en que sanaron sus quemaduras", afirma Sandness.


Stella being treated

Stella siendo tratada por el equipo veterinario.


NUEVO TRATAMIENTO PARA LAS QUEMADURAS


Los injertos de piel descamada de bacalao son diferentes a los utilizados hasta ahora de injertos de peces como la tilapia. La tilapia ha sido utilizada durante los incendios forestales de California y actúan como una capa orgánica mientras que la piel debajo se cura.


Según Sandness, se ha demostrado que los injertos descamados estimulan la producción de células y se vuelven funcionales, tejidos vivos. En el caso de Stella, estos injertos, que se pueden cambiar con la frecuencia que requiera la quemadura, fueron absorbidos por su cuerpo a medida que crecía un nuevo tejido en el injerto.


Heridas de Stella image671 405

Injerto de piel de bacalao sobre las quemaduras del cuerpo de Stella.


Actualmente, la perra está reaccionando bien al tratamiento, aunque todavía tiene problemas respiratorios que probablemente necesiten una estrecha vigilancia y atención durante toda su vida.


Según las científicas que la han tratado, su caso inspirará discusiones sobre el uso de injertos de peces en el campo de la medicina veterinaria, ayudando a otros animales que han experimentado lo mismo que Stella. “El caso de Stella es una inspiración, y sus injertos tienen el potencial de ser una herramienta de tratamiento nueva y altamente efectiva en la profesión veterinaria”, concluye la veterinaria.

   Una novedosa técnica cura graves quemaduras en animales

Archivo