Sede del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB).

La Junta de Gobierno del Colegio de Barcelona defiende su honorabilidad

​La Junta de Gobierno del Colegio de Veterniarios de Barcelona reafirma su compromiso con la transparencia y la lucha contra la corrupción y niega cualquier vínculo con las presuntas prácticas irregulares del ex presidente Josep A. Gómez Muro
|

La Junta de Gobierno del Colegio de Veterinarios de Barcelona (COVB) ha querido defenderse “frente a las acusaciones propagadas por la candidatura excluida de las elecciones colegiales”, señalan en un comunicado.


Como informamos en Diario Veterinario, la candidatura encabezada por Joan Mesià había sido excluida por la Junta Electoral, órgano nombrado por la Junta de Gobierno del Colegio, del proceso electoral del COVB previsto para el pasado 23 de noviembre pero que finalmente un juez decretó suspender cautelarmente el proceso.


La Junta de Gobierno del COVB defiende su honorabilidad y reafirma su compromiso con la transparencia y la lucha contra la corrupción y niega cualquier vínculo con las presuntas prácticas irregulares del ex presidente Josep A. Gómez Muro.


Asimismo, destacan la imparcialidad de la Junta Electoral y defiende la profesionalidad de los trabajadores del Colegio de Barcelona.


“En primer lugar, la Junta de Gobierno del COVB recuerda que, si hoy existe un procedimiento judicial penal abierto contra el antiguo presidente y el antiguo tesorero, José A. Gómez Muro y Jordi Vilà, por presuntos delitos que han ocasionado un grave perjuicio económico al Colegio, ha sido únicamente gracias a la determinación y el compromiso con la transparencia y la legalidad de la actual Junta”, apuntan.


Además, insisten en que “Ricard Parès (actual presidente) no ocupaba ningún cargo en la Junta de Gobierno entre el año 2012 y en junio de 2016, periodo al que corresponden los pagos fraudulentos investigados por Hacienda ─por considerar que eran facturas falsas─ valorados en un millón y medio de euros”. En este sentido, resaltan que “ni la actual Junta ni la candidatura que encabeza Ricard Parès tuvieron ninguna responsabilidad en aquellas conductas presuntamente delictivas, pues los pagos se efectuaban totalmente de espaldas a la Junta de Gobierno, como quedó acreditado”.


EXCLUSIÓN DE LA CANDIDATURA DE JOAN MESIÀ


En referencia a la decisión de la Junta Electoral de excluir la candidatura de Joan Mesià del proceso electoral, aclaran que “se adoptó tras el dictamen del Comité de Deontología del Colegio, que concluyó por unanimidad que las elecciones deben regirse por el principio de respeto mutuo y que el tono adoptado por dicha candidatura, mediante programa, comunicados y declaraciones públicas, perjudicaban gravemente la imagen del Colegio y de la profesión veterinaria”.


Por último, consideran desafortunadas las afirmaciones difundidas por la candidatura de Joan Mesià, a través de un medio de comunicación, en las que se acusaba al personal del COVB de estar al servicio de la Junta de Gobierno y de Ricard Parés. "El miembro de la Junta Electoral (nombrado por la Junta de Gobierno) y presidente de la Academia de Ciencias Veterinarias José Llupià, envió un correo electrónico a varios colegiados pidiendo el voto para la candidatura continuista de Parès, ofreciendo el personal del propio Colegio para tramitar el voto por correo a favor de aquella candidatura", señalaba la candidatura de Mesià.


“Desde la Junta se quiere destacar, precisamente, el alto grado de profesionalidad, neutralidad y rigor de todos y cada uno de los profesionales que trabajan en el Colegio, que desarrollan su labor con la premisa fundamental de ofrecer el mejor servicio y atención a los colegiados y con una gran estima por la profesión veterinaria”, concluyen.

Archivo