Ricard Parés (izq.), actual presidente en funciones, y Joan Mesià (drch.), candidato a presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona.

Un juez paraliza las elecciones del Colegio de Veterinarios de Barcelona

Las elecciones del Colegio de Veterinarios de Barcelona han sido paralizadas tras aceptar el juez el recurso presentado por la candidatura de Joan Mesià, la cual había sido excluida en los últimos días
|

El próximo 23 de noviembre debía celebrarse las elecciones del Colegio de Veterinarios de Barceolna a las que se presentaban dos candidaturas, la encabezada por el actual presidente en funciones Ricard Parés, y una nueva candidatura encabezada por Joan Mesià.


Si bien, la Junta Electoral, órgano nombrado por la Junta de Gobierno del Colegio, ha acordado excluir la candidatura encabezada por Mesià del proceso electoral al considerar que un comunicado electoral de la candidatura, denunciando la responsabilidad política de la actual Junta de Gobierno, vulnera las normas deontológicas de la profesión veterinaria, haciendo referencia al artículo 33.2.


El artículo 33.2 recoge que “queda prohibida toda actividad electoral que implique descrédito o falta de respeto personal a los demás candidatos”. Además, señala que “el quebrantamiento de esta prohibición traerá como consecuencia la exclusión en la calidad de candidato, por acuerdo de la Junta Electoral, después de escuchar a la Comisión de Deontología”.


De esta forma, solo acudían a las elecciones la candidatura de Parés y, por lo tanto, no hacía falta realizarse la votación, según anunciaban desde el Colegio de Veterinarios de Barcelona. Ante este hecho, la candidatura de Mesià había presentado un recurso contencioso-administrativo impugnando el proceso electoral y pidiendo la suspensión cautelar de las elecciones que se celebrarán este próximo sábado 23 de noviembre. En las últimas horas, el juez ha acordado suspender cautelarmente las elecciones.


En un comunicado al que ha podido acceder Diario Veterinario, la candidatura de Joan Mesià explica que “la actual Junta de Gobierno se vio salpicada por un escándalo económico en virtud del cual el presidente José Antonio Gómez Muro y el tesorero Jordi Vilà cesaron al estar siendo investigados por un Juzgado de Instrucción de Barcelona por los presuntos delitos de administración desleal, apropiación indebida, estafa y falsedad en documento mercantil, por haberse presuntamente embolsado cerca de medio millón de euros del Colegio”. Cabe recordar que Ricard Parés compartió Junta con el cesado José Antonio Gómez Muro y Jordi Vilà.


“Además, el miembro de la Junta Electoral (nombrado por la Junta de Gobierno) y presidente de la Academia de Ciencias Veterinarias José Llupià, envió un correo electrónico a varios colegiados pidiendo el voto para la candidatura continuista de Parès, ofreciendo el personal del propio Colegio para tramitar el voto por correo a favor de aquella candidatura”.


Según explican, al descubrirse este hecho, Llupià presentó la dimisión como miembro de la Junta Electoral, pero seguidamente la Junta Electoral ha acordado excluir del proceso electoral la candidatura opositora de Mesià.


“Los hechos serán puestos en conocimiento del Consejo de Colegios de Veterinarios de Cataluña y del Departamento de Justicia de la Generalitat que es la administración competente en materia de colegios profesionales”, indican desde la candidatura de Mesià.


Toda la defensa de la candidatura de Joan Mesià está siendo llevada por el bufete de abogados de Jaume Alonso Cuevillas.

Archivo