La aparición de esta enfermedad en un país supone graves restricciones al comercio de animales vivos, semen y óvulos.

Presentan el manual para luchar contra la fiebre del Valle del Rift

​La amplia distribución geográfica de la enfermedad en territorios cercanos a la cuenca del Mediterráneo hace que resulte una enfermedad de importante riesgo de introducción para España
|

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha presentado el manual práctico de operaciones en la lucha contra la fiebre del Valle del Rift (FVR). Tiene por objeto servir como guía de trabajo que permita a los Servicios Veterinarios Oficiales (SVO) ofrecer una respuesta rápida y eficaz en caso de sospecha y de confirmación de Fiebre del Valle del Rift (FVR). Desde el MAPA señala que este manual deberá utilizarse junto con el Plan Coordinado Estatal de Alerta Sanitaria Veterinaria y la normativa vigente en materia de Sanidad y Bienestar Animal.


La fiebre del Valle del Rift es una enfermedad vírica aguda de carácter infeccioso, cuya transmisión está ligada a la presencia de diversas especies de mosquitos de los géneros Aedes, Anopheles, Culex, Eretmapodites y Mansonia. Por esta razón, la enfermedad ha estado presente en aquellas zonas en las que existe población suficiente de estos vectores para poder transmitir el virus y mantenerlo en circulación.


Se presenta normalmente en forma epizoótica en un área después de fuertes lluvias e inundaciones que dan lugar a la proliferación de mosquitos, y se caracteriza por altas tasas de abortos y mortalidad neonatal, principalmente en ovejas, cabras y ganado bovino.


Debido a su patogenicidad y gran poder de transmisión y difusión, forma parte de las enfermedades de la Lista de la OIE, por lo que la aparición de esta enfermedad en un país supone graves restricciones al comercio de animales vivos, semen y óvulos. También resulta muy costosa desde un punto de vista socioeconómico, debido a los gastos derivados de la prevención, vigilancia y erradicación.


El rango de hospedadores susceptibles a ser infectados por el virus de la FVR es muy amplio: bovinos, ovinos, caprinos, dromedarios y varios roedores, así como rumiantes salvajes, búfalos, antílopes, ñúes, etc. Se trata de una zoonosis, los humanos son muy susceptibles. Asimismo, los monos africanos, cerdos y los carnívoros domésticos presentan una viremia transitoria.


En los últimos años la FVR ha sido identificada exclusivamente en los países africanos, concretamente el África Subsahariana y Madagascar, vinculada particularmente con las épocas de grandes lluvias con presencia de poblaciones densas de mosquitos vectores, reportándose focos en animales y humanos en varios países y territorios, incluyendo casos en la isla de Mayotte (un departamento de ultramar francés) en 2019. Esta amplia distribución geográfica en territorios cercanos a la cuenca del Mediterráneo hace que resulte una enfermedad de importante riesgo de introducción para España.

Archivo