El investigador del IRTA-CReSA, Fernando Rodríguez, durante la jornada.

Cumplir las normas de bioseguridad, la mejor protección contra PPA

​El investigador del IRTA-CReSA, Fernando Rodríguez, señala que es esencial que los ganaderos respeten a fondo las normas de bioseguridad para continuar manteniendo la peste porcina africana lejos de sus explotaciones
|

El conocimiento del virus, desde el punto de vista científico, y asumir la importancia de respetar estrictamente las normas de bioseguridad son los dos puntales esenciales para combatir la PPA, según explicó Fernando Rodríguez, investigador del IRTA-CReSA, en la Jornada del porcino: lucha contra la peste porcina africana (PPA) celebrada en Girona. Rodríguez recordó que en España se luchó más de 35 años hasta que se erradicara, coincidiendo con la entrada en la Unión Europea, que aportaron recursos suficientes para acabar con la enfermedad porcina.


Rodríguez explicó que el virus es complejo y está formado por unas 170 proteínas, destacando su resistencia, ya que aguanta temperaturas de hasta 80º. La facilidad con la que se puede propagar, también a través de la fauna salvaje (los jabalíes), hacen de la PPA una amenaza difícil de erradicar sin grandes inversiones. Las ayudas para los ganaderos para que puedan sacrificar todos aquellos animales enfermos, en los países donde está instaurada, como China, Rumanía o Bulgaria, entre otros, y establecer un perímetro de seguridad respecto a los focos de infección durante un periodo de tiempo son la única solución totalmente efectiva que existe hoy en día.


En Cataluña y España, según el experto del IRTA-CReSA, los ganaderos son bastante conscientes, pero es esencial que conozcan la virulencia de la PPA y respeten a fondo las normas de bioseguridad que marcan las Administraciones autonómicas, estatal y europea para continuar manteniendo la PPA lejos de sus explotaciones. El experto del IRTA-CReSA se lamenta que no se puedan destinar más recursos a la investigación en prevención, “lo más habitual es que se comience la búsqueda cuando el daño ya está instaurado”. Sin embargo, se congratula de que después de la erradicación de la PPA en España, se dedicaran fondos públicos y privados para continuar investigando para encontrar una vacuna para combatirla.


En la segunda ponencia, Alberto Herranz, director de la Interprofesional del porcino, puso de relieve las funciones de esta entidad sin ánimo de lucro que representa a todos los eslabones de la cadena de valor del porcino de capa blanca. Herranz sintetizó el espíritu de la organización diciendo que “allí donde otros ven problemas en el sector porcino, ellos ven oportunidades”. Contribuir al desarrollo económico y la rentabilidad del sector y apoyar su internacionalización; difundir las propiedades saludables de su consumo; impulsar la innovación y la investigación de los problemas específicos del porcino, son algunos de los objetivos de la Interprofesional. En este sentido reforzó el mensaje de Fernando Rodríguez, del papel central que juega la bioseguridad en la lucha contra la PPA.

Archivo