Luis Alberto Calvo e Inmaculada Ibor.

Piden a Calvo que luche porque los centros veterinarios sean sanitarios

​El Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV) reclama al nuevo presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios, Luis Alberto Calvo, que “lidere y canalice la lucha por este objetivo común para los veterinarios”
|

El reciente foco de rabia en Ceuta descubierto gracias a la alerta de un veterinario que atendió desde su clínica a un perro que presentaba los síntomas del virus, ha remarcado la evidencia de que los centros veterinarios sí son centros sanitarios. 


La cuestión volvió a salir a colación cuando comenzó a operar, el 23 de diciembre, el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios (REPS) que permite a los ciudadanos acceder a los datos de médicos, odontólogos... y de los veterinarios, a los que la Ley reconoce como profesionales sanitarios pero no así a los de los centros en los que trabajan, que siguen sin considerarse sanitarios. El Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV) ha reclamado ahora por carta al nuevo presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios (CGCVE), Luis Alberto Calvo, que acabe con esta incongruencia y que “lidere y canalice la lucha por este objetivo común para los veterinarios”.


Como se advierte en la misiva suscrita por la presidenta de este organismo autonómico, Inmaculada Ibor, el problema se arrastra desde la aprobación del RD 1277/2003, por el que se establecen las bases para la autorización de centros y servicios y sanitarios. "Fue en ése decreto donde se excluyó a las clínicas de tal consideración. Y a partir de tal texto se redactó el RD 640/2014 que regula el citado REPS. La incoherencia de sendos decretos es manifiesta", señalan, además recuerdan cómo la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, la reconoce así, al mismo nivel que a los licenciados en Medicina, en Farmacia, o en Odontología.


LA OMS Y LA CONSTITUCIÓN


“La OMS reconoce la salud como un derecho universal y fundamental. El derecho a la protección de la salud también se reconoce en el artículo 43 de la Constitución, siendo un recurso para la vida, un valor que permite a las personas llevar una vida individual y socialmente satisfactoria”. Así arranca la carta de Ibor, que insiste en que, además, la Ley 33/2011 de Salud Pública incluye entre los factores que la alteran (a la salud pública) la situación de “los animales con los que convivimos” o los alimentos de origen animal, ámbitos que están vinculados a la Veterinaria.


RED DE VIGILANCIA


Según explica, en el caso de la Comunitat Valenciana, las clínicas actúan de facto como centros sanitarios al formar parte (Orden 3/2015 de la Conselleria de Agricultura) de la Red de Vigilancia Epizootiológica. En virtud de tal orden, las clínicas están obligadas a comunicar al RIVIA los casos detectados de hasta 10 zoonosis, entre ellas, la rabia o la leismaniosis.


En octubre de 2018, el presidente del Colegio de Alicante (Icoval), Gonzalo Moreno del Val, ya reclamó al CGCVE, entonces presidido por Juan J. Badiola, tal cambio legal así como otras medidas también dirigidas a reforzar la condición sanitaria de la Veterinaria.

Archivo