Cristina Velasco, presidenta del Colegio de Veterinarios de Cádiz.

La concienciación, necesaria para mejorar la seguridad alimentaria

​Los veterinarios, los profesionales más preparados y cercanos al sector alimentario, hacen hincapié en que la seguridad alimentaria se consigue con la participación de todos y no solo con la labor de los profesionales
|

El Colegio de Veterinarios de Cádiz hace un llamamiento a todos los agentes implicados, empresarios, administración, consumidores y profesionales, para cumplir con la parte que les corresponde en la seguridad alimentaria.


Los veterinarios consideran que se trata de una pésima noticia que haya enfermos, e incluso ya fallecidos, por el consumo de alimentos, no obstante, recuerdan desde la institución que el riesgo cero en estos asuntos no existe.


Así, esperan que la repercusión mediática de esta noticia sirva para concienciar tanto a la sociedad en general como a los operadores económicos, de la importancia de las buenas prácticas para la seguridad alimentaria en todos las etapas de la cadena alimentaria.


“Desde nuestros orígenes, los veterinarios somos los profesionales más preparados y cercanos al sector alimentario de cara a la seguridad alimentaria, pues desde la producción de los alimentos, pasando por su transformación, distribución y consumo, somos los que, bien desde la administración o bien desde la consultoría, nos dedicamos a ello. Pero el buen resultado no depende solo de los profesionales por muy bien que lo hagamos. Somos conscientes de que es necesario la participación de todos”, insisten desde la institución gaditana.


En este sentido, los veterinarios gaditanos recuerdan los deberes de los diferentes agentes implicados en el proceso productivo de la alimentación y referente a la seguridad alimentaria.

“Los empresarios, como primeros responsables y conocedores de su producto y proceso de elaboración, son lo que en su día a día han de poner en práctica todos los cuidados y controles necesarios”, señalan.


Asimismo, apuntan a la administración mediante la implantación de programas de control eficientes y la necesaria gestión y comunicación del riesgo; los consumidores que han de tener conciencia de la importancia de estos asuntos a  la hora de elegir los alimentos y los establecimientos así como a la hora de elaborar, manipular y almacenar esto para  su  consumo;  y los profesionales en el ámbito y bajo sus colegios profesionales como garantes de un ejercicio profesional deontológico y de calidad, así como colaboradores permanente de la sociedad y la administración.


Por todo ello, los veterinarios gaditanos hacen un llamamiento a la concienciación y a la responsabilidad de cada agente implicado como pieza vital para la seguridad alimentaria.

Archivo