Detectan tuberculosis en gatos debido a alimentos crudos

​Los expertos señalan que estos casos son otro ejemplo de algunos de los riesgos de proporcionarles alimentos crudos a las mascotas
|

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Feline Medicine and Surgery ha identificado 13 casos de gatos del Reino Unido que han sido detectados con tuberculosis y todos consumieron lotes de alimentos crudos de la misma marca, Natural Instinct Wild Venison.


En otras ocasiones, los riesgos potenciales para la salud de las mascotas de las dietas crudas se centran en los patógenos alimentarios bacterianos comunes de las especies salmonella, E. coli y listeria.


Los investigadores señalan que la característica sorprendente era que estos casos presentaban una manifestación rara de la enfermedad: tuberculosis alimentaria. “Esto contrasta con la mayoría de los casos 'típicos' de tuberculosis en gatos del Reino Unido, que son cutáneos o pulmonares”, aseguran.


Desde que publicara el primer informe, se han sumado un total de 45 casos clínicos y 73 gatos infectados, incluidos los 13 primeros.


En la serie de casos iniciales, 6 gatos jóvenes que vivían en el interior de 5 hogares diferentes presentaron enfermedades sistémicas, como fiebre, disminución del apetito, tos, letargo, aumento de la frecuencia respiratoria, pérdida de peso y ganglios linfáticos inflamados. Tras realizar extensos diagnósticos, determinaron que los 6 gatos estaban infectados con Mycobacterium bovis. Cinco de los seis gatos murieron o fueron sacrificados debido a la gravedad de su enfermedad. Además de estos 6 gatos, 7 compañeros sanos de los gatos enfermos también dieron positivo para la bacteria.


La única coincidencia entre los gatos fue que todos habían sido alimentados con la misma comida cruda comercial para mascotas a base de venado.


GRAVEDAD DE LA TUBERCULOSIS


Hay un par de especies de micobacterias que pueden causar tuberculosis. Muchas cepas son "zoonóticas", que pueden ser transferidas entre animales y humanos. El tipo clásico de tuberculosis en las personas es causado por Mycobacterium tuberculosis. Esta bacteria infecta principalmente primates y personas, pero puede infectar a los perros. Otra especie común es M. bovis, que se ve comúnmente en bovinos, alces, ciervos y bisontes, pero también se puede transmitir y causar enfermedades en humanos, gatos y una amplia gama de otros animales.


La mayoría de las personas probablemente estén familiarizadas con la gravedad de la tuberculosis: sigue siendo una de las principales causas infecciosas de muerte y enfermedad en todo el mundo, con 1.6 millones de personas que murieron de tuberculosis en 2017. Si bien es menos común en el mundo desarrollado, fue una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos hace un siglo, a menudo se le llamaba "consumo" porque las personas infectadas parecían estar consumidas por dentro a causa de la enfermedad. Causó la muerte de figuras históricas como Edgar Allan Poe, Eleanor Roosevelt o George Orwell.


La tuberculosis puede transmitirse por contacto con animales o personas infectadas, o al comer leche o carne cruda. La pasteurización de la leche y la cocción de la carne mata estas bacterias. Si se detecta lo suficientemente temprano, la tuberculosis se puede tratar con antibióticos, pero las cepas resistentes a los antibióticos se están volviendo más comunes. M. bovis había sido reportado previamente en gatos en el Reino Unido, pero normalmente producía lesiones cutáneas en gatos mayores que tenían acceso al aire libre y se sabía que cazaban y comían animales salvajes.


Por último, indican que “estos casos son otro ejemplo de algunos de los riesgos de alimentar con estos productos a las mascotas. Estas dietas pueden dañar y perjudican tanto a las mascotas como a sus familias humanas”.

Archivo