Imagen: Protectora de Animales de Ceuta

Aseguran que no parece que haya riesgo de que la rabia esté circulando

El veterinario ​José María Aguirre, de inspección veterinaria de Ceuta, señala que en un principio no parece que haya riesgo para que el virus esté circulando por la ciudad
|

El consejero de Sanidad del Gobierno de Ceuta, Javier Guerrero, ha anunciado formalmente este jueves que se ha declarado un foco de rabia en la ciudad autónoma con nivel de alerta 1. Esta declaración formal viene después de que el laboratorio de referencia, el Instituto de Salud Carlos III, confirmara que un cachorro ingresado en la Protectora de Animales a principios de junio tenía la enfermedad.


Entre las medidas anunciadas de cara a sofocar este brote de rabia se encuentra el cierre de la Protectora, en la que hay "entre 30 y 40 gatos y de 80 a 100 perros".


El veterinario José María Aguirre, de inspección veterinaria de Ceuta, ha dejado claro que “el perro se detectó en la protectora y por eso se ha decretado la clausura cautelar de la propia protectora de animales de Ceuta hasta que se resuelvan los hechos”, aclarando que “los perros están controlados, pues aquellos que puedan ser probables de haber tenido contacto con el perro infectado están totalmente controlados, por lo que en un principio no parece que haya riesgo para que el virus esté circulando por la ciudad”.


Guerrero ha explicado que una persona "identificada" trajo desde Marruecos al perro infectado, con tres meses de edad, el pasado 6 de junio y lo dejó en la Protectora, donde pasó casi dos semanas hasta que los trabajadores dieron cuenta de "síntomas sospechosos" en el can.


Tras haber confirmado la enfermedad, se han puesto en marcha controles especiales sobre los animales que estuvieron en contacto con el enfermo de rabia y sobre 36 personas que incluye a "todas las que pudieron estarlo de manera directa o indirecta", tal y como ha explicado en declaraciones a los medios la jefa del Área de Epidemiología, Ana Rivas.


Asimismo, también han recordado lo anunciado ya por Diario Veterinario, que se pondrá en marcha una nueva campaña gratuita de vacunación antirrábica obligatoria para perros, gatos y hurones con menos de un año y los dueños de animales de compañía estarán obligados a pasearlos con "correas no extensibles de hasta 2 metros de longitud". Si muestran un comportamiento especialmente nervioso los dueños de los animales tendrán que ponerles un bozal.


Respecto a los propietarios de perros y gatos que quieran viajar con ellos, señalan desde Sanidad que las mascotas debidamente vacunadas, identificadas y documentadas no tienen ninguna restricción de movimientos para viajar a la península; y en el caso de viajar a Marruecos deberán añadir la titulación de anticuerpos frente a la vacunación de la rabia.


El último caso de rabia en Ceuta se registró en 2012 tras confirmarse la enfermedad en un perro vagabundo. El consejero de Sanidad ha querido enviar esta vez un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía recalcando que el perro infectado no ha estado en la calle.


Por último, aseguran que las autoridades reforzarán los controles fronterizos con Marruecos, por donde se coló el cachorro con la rabia, y en el Puerto, así como los internos para intentar acabar con los núcleos de perros asilvestrados existentes en las zonas forestales de la ciudad. 

   El caso de rabia saca a debate la vacunación obligatoria en toda España
   Confirmado el caso de rabia en territorio español

Archivo