De izq. a drch.: Los investigadores Albert Bosch, Rober Gallo, Christian Bréchot, Marion Koopmans y Bonaventura Clotet.

Globalización y cambio climático, pasaporte para nuevas enfermedades epidémicas

​El crecimiento demográfico, la urbanización, la globalización de los viajes, el comercio y el cambio climático son factores que potencian la dispersión de vectores
|

Hoy en día se conocen cerca de doscientas especies de virus que son patógenos para los humanos, y cada año se descubren agentes víricos nuevos que pueden afectar a los seres vivos.


Del 9 al 12 de junio, cerca de 400 expertos de todo el mundo han abordado en Barcelona las investigaciones más punteras sobre el mundo de los virus en el marco del XV Congreso de Virología de la Sociedad Española de Virología (SEV), una entidad científica presidida por el catedrático Albert Bosch, del Departamento de Genética, Microbiología y Estadística de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona (UB).


Este foro ha estado organizado por un comité científico dirigido por Joaquim Segalés (IRTA-CReSA) y en el que también participan expertos de la UB, del Hospital Clínico, el ISGlobal, el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBM-CSIC-UAM), el Instituto Pasteur (Francia), y el Instituto Peter Doherty para Infecciones e Inmunidad (Australia), entre otras instituciones.


GLOBALIZACIÓN, CAMBIO CLIMÁTICO Y VIRUS EMERGENTES


El crecimiento demográfico, la urbanización, la globalización de los viajes, el comercio y el cambio climático son factores que potencian la dispersión de vectores —como los insectos— que son transmisores de enfermedades infecciosas. El riesgo de aparición de brotes epidémicos es más alto, “y ahora, más que nunca, debemos ser reactivos para dar respuestas rápidas a los brotes epidémicos”, afirma Marion Koopmans, jefa del Departamento de Virociencias del Centro Médico Erasmus de Rotterdam (Países Bajos) y referente mundial en la investigación sobre enfermedades víricas zoonóticas y virus emergentes.


“Tenemos el objetivo de estar mejor preparados para detectar las enfermedades infecciosas emergentes lo antes posible y frenar su impacto”, explica Koopmans a raíz la reaparición del brote de ébola en África occidental, que ha reforzado mucho más la investigación de carácter prospectivo.
Todos los profesionales del ámbito de la salud deben sumar esfuerzos para potenciar el concepto conocido como una sola salud (One Health), que engloba la salud humana, la animal y la vegetal a escala planetaria.


En palabras del catedrático Albert Bosch, “hace falta más diálogo y también compartir información epidemiológica entre profesionales médicos, veterinarios, virólogos y biólogos para detectar y prevenir brotes zoonóticos y problemas de seguridad alimentaria".


Desarrollar estrategias globales de coordinación entre todos los agentes implicados también es esencial para garantizar la salud pública. “En este contexto, la Sociedad Española de Virología (SEV) tiene por objetivo trabajar para promover la investigación en virología, establecer contactos en el ámbito internacional y ofrecer asesoramiento cuando surge algún episodio provocado por virus, y aplicar estrategias de vigilancia o control, como cuando se produjo la crisis originada por los casos de ébola en España en 2014”, explica el catedrático Bosch, actual presidente de la SEV.

Archivo