“El veterinario es el que conoce cuando, cómo y porqué aplicar fisioterapia en animales”

A los veterinarios les sorprende que una profesión como es la fisioterapia, que ha sufrido intrusismo, defienda “una supuesta cualidad de sensibilidad especial de los tejidos" para introducirse en la fisioterapia veterinaria
|

Todas las profesiones regladas y con competencias bien definidas tienen el derecho de proteger su ámbito de aplicación, no ya por un tema económico, sino para preservar la excelencia y asegurar unos mínimos homogéneos de conocimiento sobre los que después la profesión debe desarrollarse.


Por ello, al grupo de trabajo de fisioterapia veterinaria de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Équidos de España (AVEE) les sorprende que una profesión como es la fisioterapia, que ha sufrido el intrusismo por parte de masajistas, quiromasajistas y demás, defienda “una supuesta cualidad de sensibilidad especial de los tejidos" para poder introducirse en la fisioterapia veterinaria. "Cuando se evalúa una patología no es solamente necesaria una sensibilidad especial para diagnosticar y tratar a un animal”, denuncia el grupo de trabajo de fisioterapia de AVEE.


Desde la Asociación Española de Fisioterapia aplicada en Animales (AEFA) alegan que los fisioterapeutas desarrollan durante su formación un tacto “que es difícilmente comparable con el de cualquier otra profesión sanitaria”. Además, aseguran que “son los mismos veterinarios quienes reconocen la capacidad que nosotros tenemos de sentir los tejidos”.


Sin embargo, desde AVEE hacen referencia a que los fisioterapeutas se han defendido ante los casos de intrusismo sufridos en su profesión argumentando que un fisioterapeuta está adecuadamente formado en anatomía, fisiología y patología humana. Por ello, los veterinarios resaltan que ellos están formados en anatomía, fisiología y patología animal, incluso con una carga lectiva muy superior de la que tiene un fisioterapeuta en estos temas de medicina humana.


Concretamente, en la carrera de Veterinaria se les dedica a estas materias 300 créditos de los cuales más de 150 están dedicados exclusivamente a patología, anatomía y fisiología animal. “En Fisioterapia son 240 créditos, menos de 60 dedicados a patología, anatomía y fisiología humana”, apuntan.


En este sentido, aclaran que los veterinarios son los que tienen los conocimientos y la base adecuada para entender cuándo, cómo y porqué debe aplicarse un tratamiento de fisioterapia en animales. “Existen multitud de problemas que no son musculoesqueléticos que pueden manifestarse como cojeras y pérdida de rendimiento, siendo esta una de las principales razones por las que se solicita el trabajo de un fisioterapeuta veterinario. Queremos dejar claro que solamente un veterinario tiene la formación adecuada para identificar las patologías animales”, afirman.


EXISTEN VETERINARIOS FORMADOS EN FISIOTERAPIA


Por otro lado, no consideran que exista una necesidad social que no está cubierta.


Así, hacen referencia a los títulos de Experto en Bases de la Fisioterapia Animal de la Universidad Complutense de Madrid que se imparte desde el 2012 con más de 70 alumnos graduados y 26 que realizaron el segundo año de especialidad de caballos o pequeños animales. Además, apuntan a otros títulos de postgrado que imparten otros centros especializados en veterinaria.


También recuerdan que el European Board of Veterinary Specialists ha reconocido como especialidad la Rehabilitación Veterinaria y Medicina Deportiva, creando un colegio europeo que exige más de 4 años de formación académica y clínica para acceder a la especialidad y que engloba entre otros el conocimiento y aplicación de la fisioterapia en animales.


Asimismo, a diferencia del vacío legal que señalan desde AEFA, AVEE asegura que la ley española es clara al respecto, “como en múltiples ocasiones ha explicado el Consejo General de Colegios Veterinarios de España. Por lo tanto, la defensa de la profesión es sentar las bases del futuro y la defensa de la excelencia en la formación y en la aplicación de tratamiento a los animales, de los que son garantes los veterinarios”.



Por último, los responsables del grupo de trabajo de fisioterapia veterinaria equina afirman que el intrusismo profesional es un problema en esta área de conocimiento de la veterinaria.

 

“Consideramos que es un problema actual pero principalmente hacia el futuro, ya que mientras exista la duda de la vía por la cual deben formarse los fisioterapeutas equinos siempre se escogerá la más fácil, perdiendo por el camino la excelencia profesional”, concluyen.


LÍNEAS DE TRABAJO DEL GRUPO DE FISIOTERAPIA VETERINARIA EQUINA


Comunicación a la sociedad de la existencia del área de fisioterapia veterinaria equina. "Queremos crear una base de datos con asociados formados en fisioterapia y poner en conocimiento a páginas web, revistas y otros medios de la existencia de esta parte de la veterinaria y donde se puede consultar".


Formación continua en fisioterapia veterinaria equina, mediante jornadas y conferencias sobre el tema.


Apoyo a la investigación en fisioterapia veterinaria equina. El grupo asesorará aquellos proyectos de investigación que esté relacionados con esta área de conocimiento.



Escuchar, apoyar y atender los intereses e ideas de los socios en este tema.

   Los fisioterapeutas piden colaborar con los veterinarios
   Crean un grupo de trabajo de fisioterapia veterinaria
   Piden regular la fisioterapia veterinaria para evitar intrusismos
   Los veterinarios solicitan ir hasta el final ante el intrusismo de los fisioterapeutas

Archivo