Tratamiento con plasma agiliza la recuperación en perros con parvovirus

Aseguran que acelera la recuperación hasta en 24 horas, mientras que con el tratamiento tradicional se prolonga hasta en 15 días
|

“El uso de plasma fresco congelado en perros con enfermedades infecciosas como parvovirus, acelera su recuperación hasta en 24 horas, mientras que, con el tratamiento tradicional, la recuperación se prolonga hasta 15 días o incluso en casos severos, el paciente muere”, asegura Mónica Saavedra, especialista en patología clínica del Hospital Veterinario de la Universidad del Valle de México.


Saavedra señala que el plasma fresco congelado es uno de los hemoderivados que se separan de la sangre, y ahora es posible obtenerlo en el Banco de Sangre de la propia universidad. “Este hemoderivado se utiliza principalmente en perros que presentan patologías que cursan con deficiencia de proteínas, incluyendo factores de coagulación, ya que el plasma fresco congelado ayuda a reponer las proteínas sanguíneas y puede reforzar la inmunidad pasiva”, indica.


La veterinaria explica que el parvovirus es una enfermedad viral común en los caninos, la cual provoca cuadros muy severos de gastroenteritis hemorrágica, además de depresión en la formación de células en médula ósea.


Así, indica que el plasma tiene dos funciones. En primer lugar, recuperar las proteínas que pierden los perros con parvovirosis por la diarrea, por otro lado, le suministra anticuerpos. “Por lo tanto, al transfundir plasma, proporcionamos estos anticuerpos que se encargarán de acelerar la defensa del organismo”, apunta.


“Hemos visto buenos resultados en los pacientes que se les ha administrado plasma. En 24 horas posteriores a la administración ya están comiendo, logran reincorporarse, están alerta al ambiente, e incluso de comportamiento; con ello hemos comprobado que la administración del plasma en estos casos es fundamental para su recuperación”, afirma.


La especialista declara que antes el tratamiento tradicional era sintomático, el cual consistía en controlar signos, y evitar complicaciones. Se enfocaba principalmente en mantener al paciente hidratado, controlar el dolor, verificar vaciamiento gástrico, movimientos peristálticos, en mantener la temperatura, evitar diarrea, etcétera.


Otro tratamiento era hacer transfusiones de sangre completa, sin embargo, hay muchos pacientes que no requieren transfusión de eritrocitos, solo requieren transfusión de plasma.

   La parvovirosis canina, muy común en cachorros

Archivo