Roo en su silla de ruedas adaptada.

Consiguen salvar la vida de un pollo gracias a una silla de ruedas

Roo, el pollo rescatado por una familia, se recupera en casa gracias al uso de una silla terapéutica para gallinas de 4 ruedas.
|

Tras un incendio ocurrido en Vacaville (California) hace tan sólo unos meses, un pollo pudo salvar su vida, consiguiendo ser rescatado por una familia.


Roo, nombre que le pusieron al animal, no fue el único rescatado, ya que esta familia también acogió un gallo que, a pesar de mantenerse en una jaula separado de su compañero, fue atacado por este, pues al sentirse amenazado por su gran tamaño, intentó luchar contra él a través de las rejas. “Cuando hizo eso, Roo rompió su pico en dos partes y ensangrentó su cresta. De hecho, se hizo daño en la cabeza y tenía una hinchazón”, expresó Darcy Smith, dueña de las aves, en declaraciones recogidas por el canal de televisión estadounidense KXTV.


Desde ese momento, “el pollo no ha logrado sentarse adecuadamente, comer, beber, o incluso cacarear, hasta que empezó a vivir su vida en una silla de 4 ruedas hace una semana”, explicó la dueña.



Gracias a esta silla terapéutica para gallinas, encontrada por la rescatista en Australia, Roo puede disfrutar con la bandada de animales en el patio de la casa.


Por su parte, Jessalyn, la hija de 12 años de la familia, está actuando como terapeuta física del pollo. “Estoy trabajando con él los movimientos básicos iniciales, asegurándome de que los pueda hacer todos bien y con la esperanza de que, eventualmente, los haga por sí mismo”, cuenta la jóven.


Por último, la familia Smith espera que Roo se recupere cuanto antes y no tenga que pasar su vida entera en una silla de ruedas, ya que “en tan sólo una semana ha logrado muchos avances”. 

Archivo