AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Cómo evitar reclamaciones en la clínica veterinaria
Andrés Santiago, director del Observatorio Español de Pericia y Seguridad Veterinaria.

Cómo evitar reclamaciones en la clínica veterinaria

Andrés Santiago, director del Observatorio Español de Pericia y Seguridad Veterinaria
|

La incidencia de reclamaciones de carácter legal por parte de los responsables de animales de compañía es relativamente reciente. Hasta hace no mucho las reclamaciones legales a veterinarios eran situaciones totalmente excepcionales y aisladas, mientras que hoy en día es algo cada vez más común, y esto inevitablemente hace que los veterinarios nos sintamos siempre con una diana en el pecho y terminemos, como en otros muchos países, realizando una medicina defensiva.


La responsabilidad profesional veterinaria es la obligación de reparar las consecuencias de los actos, omisiones y errores voluntarios (e involuntarios) dentro de ciertos límites, cometidos en el ejercicio de nuestra profesión.


¿Y esto a qué es debido?


Probablemente sea debido a una concurrencia de situaciones, por un lado, los animales de compañía cada vez están más integrados dentro del entorno familiar, cada vez son más parte de nuestra familia, así como lo son de la familia con la que acuden a la consulta veterinaria y, además, esto se suma a la facilidad de acceso a la información. Esta familia hoy en día se encuentra mucho más informada, o al menos tiene capacidad para ello, y exige al veterinario una diligencia mucho mayor que hace algunos años.


Cabe recordar que la veterinaria, así como la medicina humana, es una ciencia en continua evolución y desarrollo, por lo que se nos exige a los facultativos trabajar y desarrollar nuestra profesión acorde a la lex artis, es decir, al estado de la ciencia más actual en el momento de nuestra intervención.


Cabe señalar que la obligación del veterinario es de medios, no de resultados, esto quiere decir que se nos exige trabajar con la máxima diligencia posible, actuando acorde a la lex artis y siempre con el objeto de proteger y mejorar la salud y el bienestar de los animales, pero no se nos puede exigir un resultado, esto, simplificado, quiere decir que debemos trabajar de la mejor manera posible y asegurándonos de disponer de todos los medios necesarios para realizar nuestra labor pero no estamos comprometidos a obtener un resultado.


Algunas recomendaciones para minimizar el riesgo de recibir una reclamación por responsabilidad profesional son:


- Llevar a cabo una buena práctica profesional.

-Seguir los protocolos de reconocido prestigio.

-No asegurar resultados, puesto que es algo imposible.

-Mantener una buena comunicación con la familia, la mayor parte de reclamaciones ocurren por problemas en este punto.

-Nunca criticar a un compañero de profesión sin conocer toda la verdad.

-Remitir si el caso nos supera, es decir, si no disponemos de todos los medios necesarios para actuar con la máxima seguridad.

Archivo