AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Estudian la presencia de Listeria en granjas lecheras del norte de España
Se recolectó un total de 424 muestras de 14 granjas lecheras.

Estudian la presencia de Listeria en granjas lecheras del norte de España

Listeria monocytogenes se puede encontrar en una variedad de fuentes, que incluyen agua, suelo, productos alimenticios, humanos y animales
|

Listeria monocytogenes es una bacteria Gram-positiva, con carácter de patógeno oportunista. La enfermedad que produce es la listeriosis, una infección grave transmitida por los alimentos, que provoca infecciones en la sangre, el cerebro o el feto en los seres humanos.


Los rumiantes (bovinos, ovinos y caprinos), cuando se infectan, son principalmente asintomáticos y excretan la bacteria en sus heces, pero la infección también puede provocar encefalitis o meningoencefalitis y aborto.


L. monocytogenes se puede encontrar en una variedad de fuentes, que incluyen agua, suelo, productos alimenticios, humanos y animales. A nivel de granja, las fuentes de introducción de L. monocytogenes en el ganado no se conocen por completo, pero se considera que la vía de infección más frecuente en los rumiantes es el ensilaje contaminado, las camas de ganado contaminadas y los abrevaderos contaminados. El ciclo de vida de este patógeno entre los animales y su ambiente natural es fundamentalmente ininterrumpido y difícil de romper.


Como saprofito ambiental, está altamente adaptado a las duras condiciones y a la microbiota competitiva. Este es un factor importante a tener en cuenta en la producción de ensilaje, ya que se debe lograr un pH inferior a 6,0 durante la fermentación del ensilaje para impedir el crecimiento de la bacteria.


Por otra parte, aunque la erradicación en la granja es muy poco probable, teniendo en cuenta la capacidad de L. monocytogenes para sobrevivir y multiplicarse en muchos hábitats y huéspedes, las tasas de transmisión y contaminación probablemente podrían reducirse mediante la implementación de estrategias de intervención adecuadas.


En este sentido, investigadores españoles han realizado un estudio donde se describen la prevalencia y diversidad de L. monocytogenes aislados de explotaciones lecheras de la región de Cantabria. En la investigación, los autores también proporcionan información sobre las características genotípicas y discuten las posibles implicaciones para la salud pública, teniendo en cuenta que la información sobre el nivel molecular de las bacterias transmitidas por los alimentos puede ayudar a anticipar brotes y diseñar estrategias de control efectivas ante la posible aparición de enfermedades.


CONTAMINACIÓN A TRAVÉS DEL ESTIÉRCOL


Para realizar el estudio, se recolectó un total de 424 muestras de 14 granjas lecheras (ecológicas y convencionales). Se obtuvieron muestras de forraje, ensilaje, concentrado, agua, leche cruda de tanque y filtros de leche de tanque, muestras fecales, estiércol y suelo dentro y alrededor del establo. Se recogieron muestras fecales de vacas lecheras enfermas (diarrea/infección/aborto espontáneo) y aparentemente sanas (sin síntomas). La mayoría de las muestras (91 %, n = 387) fueron positivas para Listeria spp., de las cuales el 54 % (n = 211) fueron positivas para L. monocytogenes.


En el análisis de la resistencia a los antibióticos, los autores explican que “no hubo diferencias estadísticamente significativas en las proporciones de resistencia a los antimicrobianos entre las granjas ecológicas y las convencionales”.


Mediante análisis de los aislados se obtuvieron 64 serogrupos diferentes. La mayoría de los aislamientos (89 %, n = 187) se clasificaron como serogrupo IVb. “Nuestros datos indican que el entorno de las explotaciones ganaderas conserva una alta incidencia de L. monocytogenes, incluidos los subtipos implicados en informes y brotes de listeriosis humana”, explican.


Asimismo, “dado que la prevalencia de la bacteria en el estiércol almacenado es más alta que en las muestras ambientales, y suponiendo que se espera que la transmisión ocurra de sitios altamente contaminados a sitios menos contaminados, estos datos indican que L. monocytogenes posiblemente se transmite a través del estiércol al ecosistema de la granja”.


IMPORTANCIA DE UNA GESTIÓN EFICAZ PARA PREVENIR BROTES DE ENFERMEDAD


En base a los datos obtenidos, y teniendo en cuenta la capacidad de la bacteria para sobrevivir y adaptarse en diferentes ecosistemas y huéspedes como patógeno arquetipo del eje One Health, “se necesita una gestión eficaz del rebaño y el estiércol y respeto por el bienestar animal para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos”.


Por lo tanto, los autores consideran que “los ganaderos deben prestar especial atención a la transmisión de animal a animal a través de las rutas fecal-orales, generalmente a través de la contaminación del estiércol del pasto o ensilaje con el microorganismo”.


También es importante “alimentar a los animales con ensilaje de buena calidad, evitar cualquier otra vegetación podrida y aislar a los animales enfermos siguiendo una buena higiene y saneamiento en la granja”.

Archivo