AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Agricultura pide precaución tras el foco de peste porcina africana en cerdos domésticos en Italia
Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Agricultura pide precaución tras el foco de peste porcina africana en cerdos domésticos en Italia

El Ministerio de Agricultura recuerda "la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad" y "la gran importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva"
|

La representante de Italia en el Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos, celebrado durante los días 9 y 10 de junio en Bruselas, confirmó la detección de un foco de peste porcina africana (PPA) en una explotación de porcino doméstico en las proximidades de Roma, en la Región del Lazio. 


Se trata de una granja ubicada en las cercanías del lugar en el que se detectó un caso de PPA en jabalí. El ganadero encontró dos hembras muertas y con lesiones compatibles con la enfermedad, por lo que procedió a comunicar la sospecha a los servicios veterinarios, quienes tomaron y enviaron al laboratorio las correspondientes muestras en las que se confirmó la presencia del virus de la PPA. 


Foco

Localización de la granja positiva a PPA en la región del Lazio.


Las autoridades italianas han adoptado de forma inmediata las medidas de control contempladas en el Reglamento Delegado (UE) 2020/687 de la Comisión, por el que se completa el Reglamento (UE) 2016/429 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo referente a las normas relativas a la prevención y el control de determinadas enfermedades de la lista, y que incluye el sacrificio de los animales in situ, el vacío sanitario de la explotación, refuerzo de medidas de bioseguridad, vigilancia y adopción de zonas de protección, y la aplicación de las consiguientes medidas de restricción de movimiento de animales y productos, así como la investigación epidemiológica para tratar de identificar el origen de la infección así como los posibles contactos de riesgo que se hayan podido dar, entre otras. 


Los servicios veterinarios italianos han informado de que en el radio de 3 km (zona de protección) se hallan dos explotaciones con 41 cerdos, y en el de 10 km (zona de vigilancia) existen 50 explotaciones con algo más de 1.000 animales. Está previsto el sacrificio preventivo inmediato de todos los cerdos presentes en ambas zonas. 


VAN 23 FOCOS DESDE INICIOS DE AÑO


El 7 de enero de 2022, Italia había notificado la detección de la enfermedad en poblaciones de jabalíes silvestres en la región de Piamonte, al noroeste del país, lo que supuso la primera detección de la enfermedad fuera de la isla de Cerdeña, donde se mantiene endémica desde los años 70. Se confirmó que el genotipo circulante era el genotipo II, el mismo causante de la ola pandémica en el resto de países y diferente al presente en Cerdeña (genotipo I). 


Posteriormente, el día 6 de mayo de 2022, los servicios veterinarios notificaban la presencia de la enfermedad en jabalí silvestre en la región de Lazio, en la que ahora se ha confirmado este primer caso en cerdo doméstico, tras la detección de un jabalí con sintomatología compatible en un parque natural dentro de la ciudad, lo que suponía otro salto a distancia del virus dentro de territorio italiano. Además, unas semanas después se comunicó un nuevo foco en jabalí silvestre detectado fuera de la zona infectada inicialmente definida, en el municipio de Rieti, a unos 80 km de distancia. En total, se han notificado 23 focos en la región hasta el día 8 de junio. 


AGRICULTURA PIDE PRECAUCIÓN


Ante esta situación, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación recuerdan "la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones de porcino y en el transporte animal, así como en relación a los cazadores que viajen a países afectados o de riesgo por la presencia de la enfermedad y que pudieran contribuir, involuntariamente, a la expansión de la enfermedad al regresar a nuestro país". 


De igual forma, subrayan "la gran importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la enfermedad ante una hipotética entrada en España, para lo que es vital que se comunique a los servicios veterinarios cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en nuestros animales, tanto en las explotaciones y medios de transporte de animales, como en el medio natural en los jabalíes silvestres".

Archivo