AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Cataluña aprueba el plan de seguridad alimentaria para los próximos 5 años
Pere Aragonès, presidente de la Generalitat de Cataluña.

Cataluña aprueba el plan de seguridad alimentaria para los próximos 5 años

​El documento comprende las actuaciones y los programas que deben llevarse a cabo en el periodo que abarca 2022-2026
|

El Govern de la Generalitat de Cataluña ha aprobado el Plan de seguridad alimentaria de Cataluña 2022-2026, el instrumento estratégico de referencia de la intervención pública en esta materia. El documento comprende las actuaciones y los programas que deben llevarse a cabo en los próximos cinco años para alcanzar las finalidades previstas, que pasan por prevenir las enfermedades de transmisión alimentaria, reducir la exposición de las personas a los peligros vehiculados por alimentos, mantener un nivel elevado de protección de los intereses de la ciudadanía en materia alimentaria, contribuyendo a consolidar el prestigio de los productos alimenticios catalanes en el mercado nacional e internacional.


El plan, además de establecer una base clara para las intervenciones en seguridad alimentaria a medio plazo, refuerza la intervención integrada, la coordinación de todas las partes concernidas y la anticipación a las necesidades y retos futuros.


La política de seguridad alimentaria es una responsabilidad compartida por diferentes departamentos de la Administración (el Departamento de Salud; de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, y el de Empresa y Trabajo), y también por las administraciones locales (ayuntamientos, entidades locales y supramunicipales, Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), con la colaboración de las instituciones, sociedades científicas y profesionales relacionados con la seguridad alimentaria, así como la sociedad civil.


El valor añadido que aporta el Plan de seguridad alimentaria de Cataluña puede resumirse en seis puntos: ofrece una visión general de la política de seguridad alimentaria en Cataluña; hace explícito el compromiso de las administraciones públicas competentes en seguridad alimentaria con la ciudadanía y con los mercados nacional e internacional; constituye un conjunto organizado, coherente e integrado de actividades y servicios que cubren toda la cadena alimentaria; orienta la acción conjunta de las administraciones públicas hacia resultados concretos y compartidos; evalúa periódicamente los resultados en una orientación hacia la mejora continua; y constituye la estrategia específica de seguridad alimentaria en el marco del Plan de Salud y el Plan Interdepartamental de Salud Pública (PINSAP).


OBJETIVOS ESTRATÉGICOS Y LÍNEAS DE INTERVENCIÓN


Como el plan anterior, el nuevo documento incluye no sólo los objetivos estratégicos, que permiten entender la política de seguridad alimentaria en su globalidad, sino también objetivos específicos que suponen una mayor concreción a la hora de alcanzar los propósitos fijados. Así, el nuevo Plan establece 13 objetivos estratégicos, 63 específicos y 109 líneas de intervención que se enmarcan en cinco ámbitos diferentes.


Los ámbitos son la evaluación de los riesgos por disponer del mejor conocimiento científico; gestión de riesgos para la salud para minimizar riesgos de acuerdo a los principios de priorización, prevención y respuesta rápida; gestión de cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria para conseguir que la cadena alimentaria se ajuste a las expectativas legitimas de la ciudadanía; comunicación, cooperación y coordinación para construir redes de trabajo conjunto y conseguir un elevado nivel de conocimiento y confianza; y calidad, eficiencia y coordinación de las administraciones públicas que intervienen en seguridad alimentaria para ofrecer servicios eficientes y de calidad.


En el marco del nuevo Plan de seguridad alimentaria de Cataluña 2022-2026 se prevé impulsar la implementación de 13 acciones específicas de mejora, entre las que destacan:


Potenciar los sistemas de evaluación, vigilancia, alerta temprana y respuesta rápida frente a riesgos emergentes, como por ejemplo los derivados del cambio climático, nuevos alimentos, nuevas tendencias alimentarias y nuevas tecnologías.


Impulsar la reducción del uso de los fitosanitarios de mayor peligrosidad y el uso responsable de fitosanitarios.


Impulsar la reducción de uso y uso responsable de los antibióticos y reforzar la vigilancia de las resistencias microbianas en toda la cadena alimentaria.


Garantizar una mayor transparencia respecto a la implementación y resultados de los programas de vigilancia y control oficial en seguridad alimentaria.


Dar un nuevo impulso a la comunicación del riesgo y desarrollar mejores mecanismos de lucha contra la desinformación y las noticias engañosas en materia de seguridad alimentaria.


El primer plan de seguridad alimentaria se impulsó en 2007 y durante los últimos años, la situación general de la seguridad alimentaria en Cataluña se ha mantenido estable en unos niveles elevados de conformidad global y con una tendencia a la mejora en muchos de los parámetros de seguimiento.

Archivo