AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
“Stelfonta® ha funcionado en el 100 % de casos en los que lo he aplicado”
Carlos Vich, veterinario especialista en dermatología.

“Stelfonta® ha funcionado en el 100 % de casos en los que lo he aplicado”

El veterinario Carlos Vich comparte su experiencia en el tratamiento de mastocitomas cutáneos y subcutáneos sin cirugía con Stelfonta®, así como su recomendación para detectar los pacientes adecuados sobre los que puede ser aplicado con éxito
|

El cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en los perros. Los mastocitomas son el segundo cáncer más frecuente diagnosticado en perros y gatos, y el cáncer de piel más común, representando hasta el 21 % de los cánceres de piel, según datos del American College of Veterinary Surgeons. El 13 de junio es el Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel.


En los perros, este tipo de tumor se desarrolla con mayor frecuencia en forma de nódulos individuales en la piel o en el tejido subcutáneo. Se presentan habitualmente en pacientes de mediana edad, pero pueden producirse en pacientes de cualquier edad. Algunas de las razas que más se ven afectadas son boxers, boston terriers, carlinos, cocker spaniels, bull terriers, labrador retrievers, golden retrievers, beagles o schnauzers, entre otras.


La forma de presentación puede asemejarse a cualquier lesión, por este motivo, muchos autores denominan a este proceso neoplásico como “el gran imitador”. En cuanto a su ubicación, la mayor parte de las veces aparece en el tronco, las patas, la cabeza o el cuello. La gran mayoría de los pacientes presentan una sola masa cutánea o subcutánea sin signos externos de enfermedad.


Una vez diagnosticado, se debe determinar si el tumor es operable, valorar su grado de malignidad y su potencial metastásico. Pero no solo hay que considerar las características del mastocitoma, se debe tener en cuenta los factores individuales del animal, incluida la evaluación de los riesgos anestésicos.


Por otra parte, es indispensable realizar una valoración de la ubicación de la neoplasia. Si bien es cierto que la cirugía, o la combinación de cirugía y radioterapia, han mostrado la mejor tasa de control para tumores localizados, estas opciones no siempre son las más adecuadas, especialmente cuando el tumor se encuentra en áreas que son complicadas de tratar, como por ejemplo las articulaciones de las extremidades, los párpados o los genitales. Así, gracias a la colaboración de la empresa de salud animal Virbac con QBiotics, llegó al mercado Stelfonta®, especialmente adecuado para estos casos en que la cirugía es complicada y arriesgada para el animal, ofreciendo al veterinario nuevas opciones de tratamiento.


EXPERIENCIAS CON STELFONTA®


El veterinario especialista en dermatología Carlos Vich, quien fundó en 1996 el Servei de Dermatología Veterinària (Dermovet) y actualmente visita más de 600 clínicas en España y Portugal para atender consultas de dermatología, asegura que su experiencia con Stelfonta® no puede ser más gratificante. “Es un productazo, pero hay que saberlo utilizar. Para ello, es muy importante seleccionar al paciente cuyo tumor es susceptible de recibir este tratamiento”, advierte.


El producto se administra en forma de inyección intratumoral, y está indicado para la eliminación de mastocitomas cutáneos irresecables y no metastásicos en cualquier localización, y mastocitomas subcutáneos no resecables y no metastásicos en el codo o en el corvejón o distales a ellos. “Es fundamental que se trate de un mastocitoma sin metástasis, con un volumen igual o inferior a 8 centímetros cúbicos, ya que el tratamiento con Stelfonta® sólo es efectivo cuando se utiliza para tumores con estas características”, reconoce este experimentado dermatólogo.


Generalmente, los perros sometidos a este tratamiento no requieren sedación o anestesia, lo cual permite su uso en animales de mayor riesgo, como perros mayores y razas braquicéfalas. Otra gran ventaja es que el producto, normalmente, tarda menos de un mes en hacer todo su efecto. “Una de las cuestiones más positivas de este medicamento es que el tumor acaba necrosándose totalmente y en 28 días desaparece por completo”, confirma el doctor Vich.


“Los resultados son verdaderamente asombrosos cuando el producto se aplica en el paciente indicado, el éxito está prácticamente garantizado”, señala, rotundo, este veterinario. “Yo paso consulta de dermatología en más de 600 clínicas y todos los perros a los que les he recetado ser tratados con este producto, absolutamente todos, se han recuperado. Es decir, Stelfonta® ha funcionado en el 100 % de los casos en los que lo he aplicado”.


IMG 8851

Citología mastocitoma.


TOGLATO DE TIGILANOL, LA CLAVE DEL ÉXITO DEL TRATAMIENTO


Stelfonta® contiene toglato de tigilanol, un éster diterpeno descubierto en 2006 que es extraído de la semilla de Fontainea picrosperma, un arbusto que se encuentra en la selva tropical del norte de Queensland, Australia. Los estudios han demostrado que el toglato de tigilanol es una poderosa molécula de señalización celular que desencadena una respuesta inflamatoria rápida, aguda y muy localizada dentro y alrededor de la masa tumoral. El toglato de tigilanol también es capaz de reclutar células inmunitarias, como los glóbulos blancos, en el sitio del tumor, desencadenar una descomposición del sistema vascular tumoral e inducir la muerte de la célula tumoral.


Los estudios revelan que el 75 % de los mastocitomas se eliminan con un único tratamiento. Asimismo, el 87,2 % de los perros logran una respuesta completa 28 días después de una o dos dosis. También se ha comprobado que en el 96,5 % de los casos se observó una curación completa en 3 meses, con un excelente resultado cosmético, sin un procedimiento quirúrgico, sin necesidad de cubrir la zona tratada y sin collar isabelino. Solo algunos perros requieren analgesia (tramadol) y tampoco es necesario el uso profiláctico de antibióticos.


En conclusión, aunque la cirugía sigue siendo el estándar de tratamiento para la mayoría de los tumores, Stelfonta® cambia el enfoque para controlar los mastocitomas localizados, y brinda a los veterinarios una nueva opción oncológica, especifica y eficaz, que ayuda a controlar los procesos neoplásicos en los casos en que la cirugía sea innecesaria o no pueda llevarse a cabo.

Archivo