AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Llega la temporada de procesionarias, puede causar la muerte en perros
Oruga procesionaria.

Llega la temporada de procesionarias, puede causar la muerte en perros

​Los veterinarios recomiendan durante esta época evitar pasear por zonas boscosas en las que haya pinos, son los árboles donde se hospeda esta oruga
|

El Colegio de Veterinarios de Badajoz recuerda que desde febrero hasta abril es común que en zonas con pinos puedan encontrar la oruga procesionaria (Thaumetopoea pityocampa).


El contacto de nuestros perros con esta oruga suele ser motivo de urgencia veterinaria, siendo en los casos más extremos capaz de provocar la muerte de nuestro animal al ingerir estas orugas que poseen unos pelos que las rodean que resultan ser especialmente urticantes”, indican los veterinarios.



Con el objetivo de que los propietarios de mascotas puedan detectar si su animal ha entrado en contacto con una oruga procesionaria, explican que se puede comenzar a sospechar si, de repente, el animal “empieza a manifestar síntomas como hipersalivación, inflamación de la lengua o la piel, nerviosismo, rascado compulsivo y violento, problemas respiratorios o malestar general, entre otros”.



Si se da esta situación, instan a acudir al veterinario “de manera urgente, ahora bien, unos correctos procesos de primeros auxilios pueden ayudar a nuestra mascota a ganar algo de tiempo y a frenar la evolución de las lesiones”.



En este sentido, aconsejan el lavado con suero (preferentemente) o agua tibia de las zonas donde el animal ha establecido contacto con los pelos urticantes, “si observamos los pelos de la oruga en nuestra mascota, con la ayuda de unas pinzas podemos retirarlos, siempre evitando manipular estos pelos con nuestras manos”.



También recomiendan evitar rascar al animal, “a pesar de poder creer que lo aliviaremos, rascándolo le estamos haciendo un flaco favor”.



Por otra parte, señalan que, “cuanto más tiempo pasa desde el contacto de la oruga con nuestro can, más crece la probabilidad de necrosis en la zona lesionada, por lo que gestionar esta situación con rapidez suele ser el factor clave”.



Finalmente, a modo de prevención, el Colegio Veterinario de Badajoz piden evitar pasear por zonas boscosas en las que haya pinos, “son los árboles donde se hospeda esta dichosa oruga que actualmente se considera una plaga en toda la península ibérica”.

Archivo