AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
"Acusar a la profesión veterinaria en Google ya no sale gratis"
Junta de Gobierno del Colegio Veterinario de Cantabria.

"Acusar a la profesión veterinaria en Google ya no sale gratis"

​El Colegio de Veterinarios de Cantabria recoge la sentencia del pasado diciembre de la Audiencia Provincial de Cantabria donde se ratifica la condena al autor de acoso en redes sociales a un hospital veterinario
|

El Colegio de Veterinarios de Cantabria se ha hecho eco de la ratificación por parte de la Audiencia Provincial de Cantabria de la sentencia que dictó en febrero de 2019 el Juzgado de Instrucción número 3 de Santander, y que adelantamos en Diario Veterinario.


Desde la institución colegial que preside Juan José Sánchez Asensio se muestran orgullosos destacando que “acusar a la profesión veterinaria en Google ya no sale gratis”.


Así, recuerdan que con esta sentencia de la Audiencia Provincial de Cantabria, que desestima el recurso de apelación presentado por el demandado, se cierra una historia que comenzó en octubre de 2017, “fecha en que empezaba la pesadilla virtual para el Hospital Veterinario Cantabria”.


El Colegio de Veterinarios de Cantabria explica que “el condenado, tras denegársele a su novia, dueña del animal tratado, la devolución de una factura por un servicio que ascendía a 55,66 euros, y renunciando a cumplimentar una hoja de reclamaciones, tal y como le propuso la clínica veterinaria, pasó de las amenazas verbales ‘os voy a hundir, os voy a machacar en redes sociales’ a los hechos. A partir de ese momento, el Hospital Veterinario empieza a recibir amenazas de forma sistemática a través de críticas negativas y falsas en Google. La sentencia señala que de las 11 reseñas que se publican, solo dos personas acuden realmente a la clínica, el condenado y su novia. En realidad, los comentarios proceden de personas que nunca han recibido servicios en ese establecimiento. A pesar de que el Hospital Veterinario borra algunas de estas reseñas, los comentarios se vuelven a colocar”.


Tras estos hechos, la Audiencia Provincial de Cantabria ratificó la condena volviendo a dar la razón a los profesionales y obligando al condenado a pagar una indemnización que asciende a 34.895 euros por vulnerar el derecho al honor de los veterinarios.


Calixto Alonso, letrado del Colegio de Veterinarios de Cantabria, señala que “lamentablemente cada vez es más frecuente que se utilicen las redes sociales para desprestigiar, calumniar y amenazar a profesionales veterinarios. Ante tales actuaciones, cabe acudir tanto a la vía penal como a la civil, existiendo en ambas la posibilidad de interesar una indemnización por el daño y el perjuicio sufridos”.


Por su parte, Juan José Sánchez Asensio destaca que gracias a sentencias como ésta, “los profesionales que se sientan amenazados en este tipo de medios podrán recurrir a la justicia sabiendo que, aunque el camino es largo, ya hay jurisprudencia que los apoya”.

Archivo