AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Españoles realizan tratamiento poco habitual para tratar la queratoconjuntivitis seca
Los veterinarios autores de la investigación Manuel Velasco y Andrés Santiago.

Españoles realizan tratamiento poco habitual para tratar la queratoconjuntivitis seca

Los veterinarios españoles Andrés Santiago y Manuel Velasco han utilizado el trasplante de glándula salival labial como tratamiento innovador de la queratoconjuntivitis seca canina
|

Las causas de ojo seco, patología conocida como Queratoconjuntivitis Seca en caninos, incluyen insuficiencia de la glándula lacrimal, disfunción de las glándulas de meibomio, incapacidad de inervación neuronal y estrés ambiental. Muchas veces el origen es autoinmune, por lo que no existe un tratamiento curativo de esta patología.


La mayoría de síntomas de ojo seco en caninos resultan de una superficie ocular anormal no lubricada que incrementa las fuerzas de roce bajo los párpados, disminuyendo la capacidad de la superficie ocular de responder ante los factores ambientales.


Esta disfunción en la superficie ocular puede resultar de un inmunocompromiso debido a una enfermedad sistémica autoinmune, o puede ocurrir de forma local debido a una disminución del soporte hormonal sobre las glándulas lacrimales, como ocurre en ciertos pacientes geriátricos.


En este sentido, la mayor parte de casos estudiados de Queratoconjuntivitis seca tienen su origen en patologías de base autoinmune. Aunque en ciertas ocasiones, concurren con enfermedades sistémicas como diabetes mellitus, lupus eritematoso sistémico e hipotiroidismo.


El diagnóstico de la enfermedad pasa por realizar Test de Schirmmer de tipo I o II obteniendo un resultado inferior a 10mm en un minuto, confirmando la disminución patológica del componente acuoso de la película lagrimal.


TRATAMIENTOS ACTUALES


El tratamiento más ampliamente utilizado es la ciclosporina, un fármaco utilizado para evitar el rechazo en trasplantes en medicina humana que actualmente se utiliza como inmunomodulador en pacientes caninos para el tratamiento de diversas patologías como atopia, forunculosis anal o miastenia gravis.


Este fármaco se utilizó en sus comienzos al 2 %, más tarde se redujo al 1 % y actualmente se comercializa al 0,2 %.  Se utiliza como inmunomodulador específico para prevenir la producción de linfoquinas inhibiendo la calcineurina, aunque existen fármacos más actuales como tacrolimus que parecen tener un efecto incluso más potente.


Si bien, “en situaciones en las que la ciclosporina 2 % no ha sido eficaz en casos resistentes a su efecto lacrimogénico poco efecto conseguiremos utilizando tacrolimus, aunque diversos autores tienen opiniones diferentes”, señalan Andrés Santiago y Manuel Velasco en declaraciones a Diario Veterinario.


Los pacientes reactivos al tratamiento médico son casos frustrantes para el facultativo y para el propietario, que pese a los esfuerzos terapéuticos que realice, no consigue controlar los síntomas de la queratoconjuntivitis seca.


TRASPLANTE DE GLÁNDULA SALIVAL LABIAL 


El trasplante de glándula salival a la conjuntiva palpebral como tratamiento de la queratoconjuntivitis seca inmunomediada severa de forma experimental ha conseguido muy buenos resultados en medicina humana. Por ello, como método terapéutico alternativo, los investigadoreshan probado una novedosa técnica quirúrgica como parte del tratamiento para esta enfermedad.


“El objetivo es evaluar el resultado del trasplante autólogo de glándula salival utilizando su secreción propia como alternativa lubricante ocular”, explican.


El paciente estudiado, se trata de un perro de raza Shih Tzu hembra castrada de 12 años de edad con antecedentes de patología ocular desde hace unos 6 años con diagnóstico de queratoconjuntivitis bilateral. Se realiza estudio preoperatorio para descartar enfermedades concomitantes y conocer el estado de salud del paciente.


IMG 9652

Obtención de la glándula salival labial.


Para llevar a cabo la cirugía, se realiza premedicación utilizando Dexmedetomidina a 6 mcg/kg y Metadona a 0,5mg/kg. Se induce con propofol a dosis efecto y se mantiene con isoflurano inhalatorio.


La cirugía se subdivide en tres fases, en primer lugar, la obtención de la glándula salival labial: “basándonos en sus localizaciones anatómicas y utilizando tinción de iodina específica para mejorar su visualización se retira una porción de glándula salival del párpado superior, aproximadamente esta se encuentra a 5mm del borde de la comisura labial”.


“Se realiza un corte elíptico con profundidad suficiente para alcanzar la capa muscular, se disecciona y se deposita en un recipiente estéril con suero salino estéril. Se sutura el área donante con 4-0 absorbible de poliglecaprona”, explican los cirujanos.


IMG 9687

Detalle de la glándula trasplantada.


Para la preparación del tejido receptor, “se inyecta suero salino estéril en la zona receptora utilizando una jeringa de 1ml con el objetivo de separar la mucosa de la capa muscular subyacente, exponiendo así la conjuntiva a incidir. Se realiza una incisión fusiforme en la cara posterior del párpado superior”.


Por último, se sutura de la glándula a la conjuntiva palpebral, y “se sutura el tejido autólogo con la cara glandular en contacto con la superficie de incisión, se sutura la glándula utilizando puntos simples 6-0 de nylon”.


Tras la técnica quirúrgica, los expertos han señalado como apunte de los primeros resultados obtenidos que “existe una mejoría notable en el Test de Schirmmer”.


Además, comentan “que el propietario ha notado que el ojo del animal vuelve a brillar, cosa que no ha visto en varios años”.


Así, aunque indican que habrá que dar un poco más de tiempo, “todos los resultados parecen apuntar a una muy buena recuperación de una patología que actualmente no tiene cura por ser autoinmune”.


IMG 9639


Archivo