AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Auxiliares veterinarios: “Llevamos desde 2011 esperando homologar nuestros estudios”
Natalia Narros (izq.) y Verónica Cruz, fundadoras del Sindicato de Auxiliares Clínicos Veterinarios (SACV).

Auxiliares veterinarios: “Llevamos desde 2011 esperando homologar nuestros estudios”

Sin una homologación profesional de los estudios y con un trabajo “poco reconocido”, el Sindicato de Auxiliares Clínicos de Veterinaria (SACV) reclama una mejora de sus condiciones laborales
|

Con el objetivo de crear una asociación que permitiese mejorar la situación laboral de los auxiliares de veterinaria y conseguir una homologación de sus estudios, Verónica Cruz y Natalia Narros hace un par de años que comenzaron a plantearse la idea de crear un sindicato. Narros comenta que se dieron cuenta de la necesidad de tener una representación a nivel legal de su profesión, ya que “no teníamos nada que velara por nuestros derechos laborales”.


Así, explican en declaraciones a Diario Veterinario que comenzaron dando difusión por varios grupos y luego se unieron muchos compañeros para finalmente crear el "Sindicato de Auxiliares Clínicos Veterinarios", en siglas SACV, que vio la luz el pasado 17 de septiembre con su aparición en el Boletín Oficial del Estado (BOE). “Sin el apoyo de todos ellos esto no hubiera sido posible”, ha reconocido Cruz.


El principal objetivo por el que las fundadoras crearon el sindicato fue para representar la figura del auxiliar clínico veterinario a nivel nacional y luchar porque se reconozcan los derechos de su sector profesional y conseguir la homologación de los estudios de ACV para que todos “adquieran los mismos conocimientos independientemente del lugar donde se formen”.


Precisamente sobre la homologación de los estudios, las profesionales han denunciado la situación en la que se encuentran en la actualidad. “Llevamos desde 2011 esperando homologar nuestros estudios”, aseguran las fundadoras del sindicato. Además, sostienen que “en el año 2017 se volvió a publicar en otro boletín, pero nunca se llegó a ningún cauce definitivo. Seguimos igual que hace 10 años, no se ha avanzado nada”.


MUCHAS OFERTAS FORMATIVAS, NINGUNA OFICIAL


Al carecer de regulación formativa oficial, existen ofertas privadas de decenas de cursos para formarse como ATV, por ello, consideran que muchos de esos centros privados “se aprovechan del desconocimiento” de los interesados respecto a la situación legal de los estudios.  


Las auxiliares expresan que estos centros hacen “promesas surrealistas de incorporación al mercado laboral y ofrecen estudios muy superficiales” que, según señalan, no se ajustan a las necesidades de su profesión.


Precisamente a los futuros auxiliares de veterinaria o aquellos que estén en duda sobre si cursar o no estos estudios, las profesionales recomiendan comparar muy bien los posibles centros en los que ha pedido información, pedir opiniones al resto de compañeros ACV y buscar un centro con muchas horas de prácticas.


La problemática de no tener una formación regulada oficialmente luego se refleja en el escaso reconocimiento que tienen en el sector. “Vamos muy atrasados con el reconocimiento de nuestras labores como apoyo al equipo veterinario”, reconocen. Ponen el ejemplo de Reino Unido, “donde la figura del auxiliar veterinario supone un 17 % de los trabajadores de las clínicas, mientras que en España el porcentaje es mucho más bajo”.


Respecto al salario que perciben, reconocen que, a raíz de la publicación del convenio colectivo veterinario, su situación “ha mejorado mucho a diferencia de como estaba antes del convenio”, si bien, reconocen que las condiciones laborales “se podrían mejorar mucho más, ya que en muchas ocasiones es inconciliable con la vida familiar”. Actualmente, el salario base según convenio de la figura del auxiliar de veterinaria se sitúa en 1.050 euros. 

Archivo

*}