AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Describen por primera vez una candidiasis pancreática en un gato

Describen por primera vez una candidiasis pancreática en un gato

Los veterinarios alcanzaron el hallazgo del microorganismo tras la realización de un cultivo de muestras extraídas del páncreas
|

Las especies de Candida son comensales en una gran variedad de huéspedes, incluidos humanos, gatos y perros. Habitan comúnmente en el tracto gastrointestinal, tracto urinario inferior y tracto respiratorio superior. La candidiasis de órganos internos está bien descrita en humanos, pero existen pocas publicaciones sobre la infección en animales domésticos.


Tanto en humanos como en animales, la enfermedad concurrente, la inmunosupresión subyacente, o el uso de antibióticos, se consideran factores predisponentes para la candidiasis. También se ha descubierto que enfermedades como la diabetes mellitus, el virus de la inmunodeficiencia felina y el virus de la leucemia felina predisponen a las infecciones por Candida en los gatos.


En este sentido, investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Massey, en Nueva Zelanda, han descrito un caso de candidiasis pancreática en un gato, lo que, en palabras de los autores, “hasta donde sabemos, es el primer caso de infección pancreática con especies de Candida en un gato”.


Una gata de raza Maine Coon esterilizada de 11 años fue remitida para revisar un cuadro de disminución del apetito, polidipsia (EP), poliuria (UP), pérdida de peso, vómitos y diarrea de 3 meses de duración.


El veterinario remitente había diagnosticado diabetes mellitus al paciente dos semanas antes de la derivación, y se había iniciado la terapia con insulina para corregir la glucemia. El propietario informó que el apetito del paciente había mejorado ligeramente desde que inició el tratamiento; sin embargo, persistió la UP / EP y el paciente continuó adelgazando.


En base a ello, los veterinarios llevaron a cabo una ecografía abdominal, la cual reveló un páncreas agrandado e hipoecoico que contenía dos grandes estructuras llenas de líquido. Se realizó una aspiración con aguja fina de las estructuras similares a un quiste, y la citología reveló una inflamación supurativa predominantemente moderada a marcada con células de levadura.


De las muestras extraídas, se realizó un cultivo donde se puso de manifiesto la presencia de Candida glabrata a partir del líquido obtenido.


Ante estos hallazgos, “la paciente fue tratada con itraconazol oral y la sintomatología clínica desapareció, aunque la repetición de la ecografía abdominal y la citología revelaron la persistencia de las estructuras quísticas infectadas”.


El paciente permaneció en buenas condiciones de salud después de la interrupción de la medicación antifúngica, a pesar de la persistencia de la infección pancreática por C. glabrata en nuevos cultivos.


No se recomendó ningún tratamiento adicional ya que el paciente estaba asintomático. Diez meses después del tratamiento, la gata se mantuvo clínicamente bien y se informó que tenía buen apetito, mantenía el peso y ya no mostraba signos de UP / EP”, recoge el estudio.


En conclusión, “describimos el primer informe de candidiasis pancreática en un animal de compañía. La importancia clínica de esta infección sigue sin estar clara, ya que los signos clínicos del paciente se resolvieron a pesar de la persistencia de C. glabrata durante varios meses en el páncreas”.

Archivo

*}