AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Identifican una proteína de Brucella útil para tratar la infección

Identifican una proteína de Brucella útil para tratar la infección

La proteína parece servir para proporcionar los nutrientes necesarios para que las bacterias crezcan dentro de la célula
|

La brucelosis es una de las enfermedades zoonóticas más extendidas del mundo, lo que significa que puede transmitirse de animales a humanos. Sus síntomas incluyen fiebre, pérdida de peso y dolor en las articulaciones y, en casos graves, puede causar inflamación del sistema nervioso central y del corazón.


Si bien los antibióticos pueden tratar la brucelosis, las recaídas son comunes y, debido a la amenaza de la resistencia a los antibióticos, los investigadores están buscando estrategias de control nuevas y asequibles.


Según un estudio recientemente publicado, una proteína, denominada BspF, parece reorganizar una vía que se cree que proporciona los nutrientes necesarios para que las bacterias crezcan dentro de la célula huésped.


“Una vez dentro de la célula, las bacterias necesitan adquirir alimentos de algún lugar, y creemos que esta proteína en particular está manipulando funciones celulares específicas para robar los nutrientes necesarios para que las bacterias crezcan y se multipliquen", explica el profesor Jean Celli de la Facultad Veterinaria de Washington.


La brucelosis, también conocida como fiebre mediterránea, es causada por la bacteria Brucella abortus. Endémica en África, Asia, Europa y América del Sur, la brucelosis puede transmitirse a través de productos lácteos no pasteurizados y el contacto cercano con animales, siendo el ganado el hospedador principal.


Elizabeth Borghesan, estudiante de posgrado en el laboratorio de Celli, extrajo macrófagos,de ratones vivos para luego explorar la función de diferentes proteínas. Cultivó esas células y las infectó con diferentes cepas de Brucella a las que les faltaban proteínas específicas.


Borghesan y sus compañeros eliminaron directamente el gen que codifica la proteína estudiada y usaron microscopía de fluorescencia para determinar la función de la proteína ausente.


“Cuando eliminamos la proteína, inicialmente vimos que las bacterias no podían replicarse tan bien como cuando la proteína estaba presente. El crecimiento no se inhibió por completo, pero definitivamente se hizo más lento o no pudo crecer tan bien como el control”, cuenta Borghesan.


Según explican los investigadores, esta proteína es la segunda de unas 12 proteínas bacterianas que se han descubierto en el laboratorio de Celli.


Celli afirma que “si se conocieran las funciones de las diferentes proteínas, los investigadores podrían apuntar genéticamente a unas pocas e interrumpir el ciclo de vida de la bacteria dentro de la célula”.


“La bacteria necesita que la célula se replique, pero si puede evitar que la bacteria use la célula, puede ser una forma de contrarrestar y prevenir esa replicación, Y si puede hacer eso, se debería poder mitigar la enfermedad”, añade.

Archivo

*}