AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Autocontrol y efectividad en la inspección veterinaria, claves para evitar un caso de Listeria
La actuación responsable de la empresa y el papel del veterinario en la inspección, clave para disponer de la adecuada salud alimentaria.

Autocontrol y efectividad en la inspección veterinaria, claves para evitar un caso de Listeria

​El Colegio Veterinario de Cádiz elogia el sistema de autocontrol de una de las empresas alimentarias en Andalucía que detectó un producto contaminado con Listeria y destaca el papel fundamental del veterinario inspector
|

El Colegio de Veterinarios de Cádiz, ante la noticia surgida en los medios de comunicación, sobre la retirada del mercado de un lote de queso fresco producido por una empresa andaluza y contaminado por Listeria, informa a la población que dicho caso es un ejemplo de la eficacia de la implantación de los sistemas de autocontrol de una de las empresas alimentarias en Andalucía. En este caso, en la compañía que se ha visto afectada, se evidencia con su actuación “una gran responsabilidad” -obligada por norma- a dar así una respuesta rápida y comunicación al sistema de alerta para una actuación eficaz de los inspectores veterinarios de la administración pública, responsables de la verificación de los productos de consumo.


Fue la propia empresa productora del queso en cuestión, con sede en Castilleja del Campo, Sevilla, la que informó a la autoridad sanitaria de la situación al aplicar su sistema de autocontrol y se procedió a la inmovilización y recuperación del lote de producto, el cual se distribuyó de la siguiente forma: en la provincia de Cádiz a las localidades de La Algaida, Algeciras, Los Barrios, Cádiz, Los Caños de Meca, Chiclana de la Frontera, Chipiona, Conil de la Frontera, Estación Férrea de San Roque, Guadalcacín, Jerez de la Frontera, La Línea de la Concepción, Palmones, El Puerto de Santa María, Puerto Real, San Fernando, San Roque, Sanlúcar de Barrameda, Vejer de la Frontera , Zahora y El Palmar. En la provincia de Huelva, en Aljaraque, La Antilla, Ayamonte, Beas, Cartaya, Gibraleón, Isla Antilla, Isla Canela, Isla Cristina, Lepe, Moguer, El Rompido y Trigueros. Y en la provincia de Sevilla, en Las Cabezas de San Juan, El Coronil, El Palmar de Troya y El Cuervo.


Por otro lado, desde la institución colegial consideran que mediáticamente se le ha otorgado un protagonismo “excesivo” a esta información, “dado que se trata de la práctica habitual y la normalidad”. Apostillan que esta excesiva divulgación en redes y medios de las alertas, puede desembocar en que los ciudadanos solo se queden con el nombre de la marca que ha declarado la alerta, y con ello, la marca se vea afectada como algo malo, y no con el verdadero espíritu de una marca que gracias a su sistema de autocontol ha sabido actuar antes de que tenga alguna repercusión sanitaria para los consumidores, como sucedió con el caso Magrudis.


“Desde el colectivo veterinario gaditano animamos a las empresas alimentarias que aplican en toda su dimensión los sistemas de autocontrol, que sigan haciéndolo tal como desde la inspección de forma cotidiana les obliga”, indican.


En este sentido, hacen un llamamiento al público para que este tipo de noticias no sean un impedimento para continuar consumiendo productos de empresas como ésta, dado que la mercantil ha demostrado su responsabilidad y seriedad a la hora de informar a la autoridad sanitaria, lo que, por otra parte, es la norma habitual a seguir.


“En esta ocasión, como en otras, todo ha funcionado a la perfección. El mecanismo de autocontrol de la empresa, así como la inspección oficial tuvieron la situación bajo control desde el principio como suele pasar en muchas ocasiones y la noticia apenas trasciende. La Administración, no obstante, debe informar y a la par ser más implacable con quien no cumple con la normativa sanitaria. En resumen, la actuación responsable de la empresa y de la Administración, con el papel destacado de los veterinarios en la inspección, son la clave para disponer de la adecuada seguridad y salud alimentaria”, concluyen.

Archivo

*}