AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Estudian la presencia de antibióticos de uso veterinario en ríos españoles
El investigador Samuel Moles tomando una muestra en el río L'Échez en Maubourguet (Francia).

Estudian la presencia de antibióticos de uso veterinario en ríos españoles

​Los análisis realizados hasta ahora revelan la presencia de enrofloxacina y sulfadiazina en casi todas las aguas superficiales analizadas, incluyendo el río de cabecera Aragón Subordán, aunque en concentraciones muy bajas
|

El proceso de recogida de muestras del proyecto europeo OUTBIOTICS ha llegado a su fin tras cuatro años de recorrido. El Grupo de investigación Agua y Salud Ambiental, perteneciente a la Universidad de Zaragoza, ha llevado a cabo recientemente la última de las campañas de toma de muestras de este proyecto, perteneciente al Programa Interreg-POCTEFA, que busca reducir o eliminar la presencia de antibióticos en aguas naturales de ríos españoles y franceses con niveles diferentes de presión de uso ganadero.


La toma de muestras se ha realizado a lo largo de varias campañas en primavera y otoño durante los años 2018-2021. Se han establecido 40 puntos de toma de muestra, tanto en territorio español como en el sur de Francia, generalmente aguas abajo de grandes explotaciones ganaderas, con el fin de detectar antibióticos de uso principalmente veterinario.


En concreto, en Aragón se han muestreado los ríos Alcanadre, Flumen, Gállego, Clamor, Cinca, Aragón Subordán, Queiles y Arba de Riguel; en La Rioja el río Alhama; en Cataluña los ríos Noguera Ribagorzana y Segre; en Navarra los ríos Bidasoa, Arakil, Arga, Irantzu, Ega, Aragón y Ebro. También se han muestreado aguas de salida y entrada de algunas depuradoras en Estella, Pamplona, Tudela y Bera. En territorio francés, se han tomado muestras en Le Gabas, L´Échez, La Baïse, La Save, La Garonne y L´Adour en Pirineos Atlanticos, Alta Garona y Altos Pirineos.


El proyecto OUTBIOTICS, que finalizará en diciembre de 2021, está coordinado por Francisco Laborda, ccatedrático del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Zaragoza e investigador del Grupo de Espectroscopía Analítica y Sensores (GEAS), perteneciente al Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón (IUCA). Las campañas de toma de muestras han sido llevadas a cabo por miembros del grupo Agua y Salud Ambiental, también perteneciente al IUCA, bajo la dirección de Mª Peña Ormad, catedrática del Departamento de Ingeniería Química y Tecnologías del Medio Ambiente.


¿QUÉ ANTIBIÓTICOS SE ENCUENTRAN PRESENTES EN LOS RÍOS?


La detección, caracterización y cuantificación de antibióticos en las muestras tomadas se lleva a cabo en el IPREM-CNRS de Pau por el grupo de Joanna Szpunar, mediante técnicas analíticas de última generación de extraordinaria sensibilidad (partes por trillón) con instrumentación de Espectrometría de Masas de Alta Resolución.


Los análisis llevados a cabo hasta el momento revelan la presencia de enrofloxacina y sulfadiazina en casi todas las aguas superficiales anteriormente mencionadas y de manera casi crónica, incluyendo el río de cabecera Aragón Subordán, aunque en concentraciones muy bajas. Este hecho denota una exposición directa a estas sustancias especialmente en las zonas que se encuentran próximas a explotaciones ganaderas en las que se almacenan los purines en terrenos anexos, pero también en zonas agrícolas, en las que se aplican enmiendas orgánicas de origen ganadero como abono. En cualquier caso, las precipitaciones favorecen su escorrentía, detectándose mayor concentración de estas sustancias en las aguas naturales en época de lluvias.


En las aguas residuales urbanas, los antibióticos que se detectan en mayor concentración son azitromicina y enrofloxacina, alcanzando los 20 microgramos por litro en algunos casos. Aunque en principio las depuradoras no han sido diseñadas para eliminar estos contaminantes emergentes, algunos procesos de tratamiento biológico existentes resultan eficaces para reducir parcialmente su presencia, aunque procesos de oxidación y/o adsorción con carbón activado resultan ser mucho más efectivos y los autores señalan que deberían incluirse en las líneas de tratamiento de aguas si se pretende su total eliminación, tal y como reflejan las conclusiones alcanzadas en el trabajo que ha fundamentado la tesis de Samuel Moles, también dentro del grupo Agua y Salud Ambiental en colaboración con Navarra de Infraestructuras locales S.A.

Archivo

*}