AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Estudian en Barcelona la transmisión de SARS-CoV-2 entre leones y personas
Cuatro leones en el Zoo de Barcelona, y tres cuidadores, desarrollaron signos respiratorios y dieron positivo al SARS-CoV-2.

Estudian en Barcelona la transmisión de SARS-CoV-2 entre leones y personas

El estudio, realizado en el zoo de la ciudad, confirma que el virus se ha transmitido de los cuidadores a los leones
|

La enfermedad COVID-19, causada por el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2), es esencialmente una enfermedad humana. Sin embargo, el papel potencial de otras especies de mamíferos en la epidemiología de la enfermedad, ya sea como huéspedes competentes o como posibles reservorios, ha estado en el centro de atención desde el comienzo de la pandemia.


En base a los estudios realizados, hasta la fecha, no hay evidencia que respalde el hecho de que los animales desempeñen un papel en la epidemiología del SARS-CoV-2. Sin embargo, varias especies animales son naturalmente susceptibles a la infección por el virus.


Además de las mascotas (gatos, perros, hámsteres sirios y hurones) y animales de granja (visones), diferentes especies de animales de zoológico han dado positivo al SARS-CoV-2 (grandes felinos y primates no humanos).


En este sentido, después del verano de 2020, se produjo una segunda ola de infección por SARS-CoV-2 en Barcelona (España), alcanzando un pico de casos positivos en noviembre. Durante ese período, cuatro leones (Panthera leo) en el Zoo de Barcelona, y tres cuidadores, desarrollaron signos respiratorios y dieron positivo al SARS-CoV-2.


Ante esta situación, un grupo de investigadores del Centro de Investigación en Sanidad Animal IRTA-CReSA, en colaboración con el propio zoológico, y la Universidad Autónoma de Barcelona, realizaron un estudio para evaluar la dinámica de infección de los felinos.


En el caso de la infección de los animales, se monitorizó durante varias semanas y se tomaron muestras nasales, fecales, de saliva y de sangre en diferentes momentos. Se detectó ARN del SARS-CoV-2 en muestras nasales de todos los leones estudiados, y el ARN viral se detectó hasta dos semanas después de la prueba viral positiva inicial en tres de los cuatro animales.


Asimismo, el genoma del SARS-CoV-2 también se detectó en las heces de animales en diferentes momentos.


Por otra parte, los cuatro animales desarrollaron anticuerpos neutralizantes después de la infección que fueron detectables cuatro meses después del diagnóstico inicial.


En cuanto al contagio entre los leones y sus cuidadores, según los autores, los eventos cronológicos y la caracterización genómica adicional apoyan plenamente la transmisión de persona a animal del SARS-CoV-2.


Además, las secuencias genómicas virales recuperadas de las muestras respiratorias de los leones y sus cuidadores directos eran idénticas, lo que confirma la transmisión del SARS-CoV-2.


Aunque no se pudo determinar la ruta de transmisión, ya que los cuidadores usaban máscaras faciales de tela dentro de la instalación o cuando preparaban su comida, “la hipótesis principal apunta a la transmisión por el contacto cercano entre los animales y las personas. Sin embargo, no se puede excluir la transmisión indirecta de persona a animal”, concluyen los investigadores del estudio.

Archivo

*}