AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
FVE apunta que no es necesaria una vacuna COVID-19 para mascotas y pide que no se abandonen
Rens van Dobbenburgh, presidente de FVE.

FVE apunta que no es necesaria una vacuna COVID-19 para mascotas y pide que no se abandonen

La Federación de Veterinarios de Europa (FVE) continúa monitoreando activamente la situación de COVID-19 y sus impactos potenciales en la medicina veterinaria
|

En primer lugar, la FVE aclara que no se debe tener miedo de contraer COVID de los animales, “los animales tienen que tener miedo de contagiarse de las personas, no al revés”.


A lo largo de los meses, a pesar de la investigación masiva, solo se han encontrado algunos casos aislados de animales infectados con COVID-19. Esto demuestra que se trata de un virus con una clara preferencia por los humanos y que el principal método de transmisión es de humano a humano. “El papel de los animales, como sabemos ahora, es despreciables”, asegura la FVE .


En animales, solo se ha observado un gran número de brotes en visones, que mostraron una enfermedad respiratoria y un aumento de la mortalidad en la mayoría de las granjas de visones afectadas. “Es probable que los trabajadores infectados hayan introducido el SARS-CoV-2 a los visones de las granjas. Una vez introducido, la propagación se produjo entre el visón, así como del visón a otros animales de la granja, como perros o gatos, y de regreso a los humanos”.


Aunque la prevención de la transmisión de visón a humano es más importante, desde la FVE apuntan que “la vacunación del visón podría ser una forma importante de controlar la transmisión de visón a humano para evitar el escape de nuevas variantes del SARS-CoV-2”. Se ha desarrollado una vacuna contra el SARS-CoV-2 para animales, que se ha utilizado experimentalmente en visones y recientemente en zoológicos para abordar brotes y como medida preventiva para proteger especies en peligro de extinción.


Asimismo, añaden que actualmente no hay evidencia de que las mascotas jueguen un papel importante en la transmisión del virus a las personas, y el riesgo de que las mascotas transmitan COVID-19 a las personas es muy bajo. Por ello, indican que “no existe una necesidad aparente de una vacuna contra el SARS-CoV-2 para perros y gatos desde el punto de vista de la salud pública, según lo dicho por la WSAVA”.


Sin embargo, los dueños de mascotas siempre deben mantener buenas prácticas de higiene (incluido el lavado de manos antes y después de estar cerca o manipular animales, su comida o suministros, así como evitar besarlos) “y bajo ninguna circunstancia deben abandonar a sus mascotas”, remarcan.


Respecto a los alimentos, según lo declarado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, no hay evidencia de que los alimentos representen un riesgo para la salud pública en relación con COVID-19.


Por otra parte, hacen mención a problemas de bienestar animal que están detectando.“Como veterinarios, es importante asegurarnos de que esta crisis y sus consecuencias no conducirán a problemas de bienestar animal, por ejemplo, abandono de caballos, aumento de perros callejeros, etc. Hay cada vez más informes de refugios superpoblados en diferentes países debido a perros que tienen que hacer frente a la ansiedad por la separación ahora que sus dueños regresan al trabajo, los cachorros enfermos se venden ilegalmente en Internet y los dueños buscan viajar y dejan a sus mascotas”.

Archivo

*}