AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Carta abierta del sector veterinario a Alberto Garzón
​Fidel Astudillo, presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios.

Carta abierta del sector veterinario a Alberto Garzón

​Fidel Astudillo, presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios
|

Tras la reciente puesta en marcha de la campaña #MenosCarneMásVida para la reducción del consumo de carne en España que el Ministerio de Consumo ha lanzado, desde el colectivo andaluz veterinario queremos mostrar nuestro descontento y rechazo ante las “afirmaciones” que se realizan al respecto.


Aunque, a priori, es un tema directamente relacionado con el área ganadero-cárnico, los veterinarios tenemos mucho que decir. Ya sea por los datos que se aportan, muchos de ellos manipulados que no coinciden con los publicados por los organismos oficiales, como de la temática en sí misma de la campaña.


Por tanto, queremos mostrar nuestro total y absoluto apoyo a los datos aportados, a través de una carta abierta, por seis Organizaciones Interprofesionales del sector ganadero-cárnico (ASICI, Avianza, Intercun, Interovic, Interporc y Provacuno).


En este escrito se manifiesta la disconformidad de dichas organizaciones con los “mensajes” realizados en la campaña del Ministerio sobre datos, inciertos, de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) que proceden de la ganadería; el consumo excesivo de carne que incide en el aumento de enfermedades a los humanos; el uso abusivo de agua utilizada para producir carne; o el supuesto exceso en la administración de los antibióticos a los animales.


Por tanto, como firmes defensores de la ganadería y, como parte imprescindible y conocedora de todos los procesos de producción de alimentos derivados de origen animal que somos, los veterinarios expresamos nuestro malestar con la campaña #MenosCarneMásVida lanzada por el Ministerio de Consumo.


Se está crucificando a un sector y perjudicando empleos, familias, incluso pueblos enteros, que viven de la producción animal.


Gracias al ganado (y al ganadero) se preserva el entorno: tenemos grandes y amplias superficies naturales a nuestro alrededor, se enriquecen los suelos y hacen crecer la flora autóctona, existen abrevaderos vivos, acequias de careo, se controla la maleza para que no ardan los bosques y campos; se fomenta el desarrollo económico, no solo del propio sector, como de los relacionados con la ganadería y producción, como el turismo, la hostelería y la transformación de alimentos; y no solo crea riqueza económica, si no en biodiversidad también, sobre todo en Andalucía, que es vanguardia en ganadería en extensivo y en ecológico.


Una de las cuestiones más importantes que aporta la ganadería, y que no se debe pasar por alto, es la fijación de la población, especialmente la joven, al entorno rural. Es la mejor manera de luchar contra esa "España vaciada" donde amplias regiones del país se han visto afectadas por movimientos migratorios de gran calado desde las zonas rurales hasta las grandes ciudades.


El ganado, y el trabajo que de él se genera, ayuda a paliar esta despoblación y a aumentar la densidad de habitantes en zonas ganaderas.


También hay que tener en cuenta que los humanos somos seres omnívoros y que, en nuestra dieta, rica y equilibrada, la carne está presente, siendo ésta, además, patrimonio de nuestra cultura milenaria. La Retinta, la Pajuna, la Negra Andaluza, la Cárdena Andaluza, Berrendas, Marismeña el bovino de Lidia; pequeños rumiantes como las cabras Blanca Andaluza, la Florida, la Malagueña, la murciano-granadina, la Negra Serrana, la Payoya; el cerdo ibérico; y las ovejas Churra Lebrijana, Lojeña, Montesina, Merina, Merina de Grazalema, Segureña, etc.


Y, como no, no debemos obviar que, dentro de la ganadería, se encuentra la importantísima labor que el veterinario realiza para garantizar la sanidad y el bienestar animal, la protección de la naturaleza y la Salud Pública. Este sanitario trabaja, codo con codo, con los ganaderos para garantizar la seguridad e inocuidad de los alimentos de origen animal en todos y cada uno de los procesos correspondientes de la granja a la mesa.

Archivo

*}