AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Declarado oficialmente la presencia de un brote de lengua azul en Mallorca
Mae de la Concha, consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno balear.

Declarado oficialmente la presencia de un brote de lengua azul en Mallorca

A raíz del brote, también se declara a Baleares como zona de restricción de movimientos y transporte de animales
|

La Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno balear ha declarado, de manera oficial, la presencia del serotipo 4 del virus de la lengua azul en la isla de Mallorca. La sospecha es que el mosquito que ha infectado los animales provenga de la zona de los Balcanes. La resolución, firmada este jueves por la consellera Mae de la Concha, llega después de la confirmación, por parte del Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) de Algete (Madrid), de 20 animales que han dado positivo en la enfermedad.


Se trata de 19 ejemplares ovinos y 1 bovino. La resolución también implica declarar como zona de restricción hacia la lengua azul todo el territorio de las Islas Baleares. Así lo ha explicado la consejera De la Concha durante la rueda de prensa, en la que ha estado acompañada del director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fernando Fernández.


De la Concha ha explicado que “no vamos a escatimar en recursos para detener la propagación de esta enfermedad”. Además, añadió, que “la lengua azul no se contagia entre animales ni mucho menos entre personas”. En este sentido, ha lanzado un mensaje de tranquilidad al recordar que “no representa ningún riesgo para los consumidores, ni siquiera en cuanto a la carne ya la leche de animales infectados”.


Ante el riesgo que supone para los rebaños ovinos, caprinos y bovinos la presencia de esta enfermedad, la resolución fija también las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus en todo el territorio de las Islas Baleares sobre la base de la Orden APA / 1251/2020, de 21 de diciembre, por el que se establecen las zonas de restricción de la enfermedad, las condiciones para los movimientos y la vacunación de los animales.


Por lo tanto, por un lado, prohíbe, de manera cautelar, el movimiento y transporte de animales en vida y productos reproductivos de las especies bovina, ovina y caprina fuera de las Islas. Sin embargo, se permite, por otra parte, siempre con vehículos desinfectados antes de la carga, el traslado de los animales de las especies mencionadas hacia los mataderos de las Islas Baleares, así como el resto de movimientos, por ejemplo, hacia zonas de pasto libres de presencia de lengua azul, siempre que cumplan los requisitos de la Orden APA / 1251/2020, de 21 de diciembre. La duración inicial de estas medidas será de un año. Según el director general, «establecer la zona de restricción para todas las Islas permite una mayor prevención y eficacia del virus, y también poder hacer la vacunación en todas las Islas».


La resolución, que entrará en vigor el mismo día de la publicación en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB), establece un programa de vacunaciones obligatorias para bovinos y ovinos contra el serotipo 4 del virus para evitar su difusión y propagación. La vacunación de estos animales podría comenzar ya la próxima semana. La resolución implica también declarar de emergencia las actuaciones y contrataciones para erradicar esta enfermedad.


Según explicó el director general, “no se harán sacrificios masivos como se hacía antes porque la vacuna ahora es más avanzada”. De este modo, indico que “evitamos un episodio traumático para los ganaderos y ha añadido que sólo se sacrificarán los animales que sufran más por los síntomas de la enfermedad por una cuestión de bienestar animal”.


Actualmente en Baleares, y según el censo ganadero de 2020, hay 22.199 vacas a 741 explotaciones; y 274.990 ovejas a 4.093 explotaciones. Las vacas necesitan dos dosis de la vacuna, mientras que las ovejas, una.


PRIMER SEROTIPO DE LA ENFERMEDAD


El primer positivo de lengua azul se detectó durante el mes de junio de 2021, con una de las muestras tomadas en el marco del Programa Nacional de Vigilancia, Control y Erradicación de la enfermedad. Se trataba de la presencia del serotipo 4 en un ejemplar vacuno de una explotación ganadera de Pollença. Durante todo el fin de semana se han recogido muestras a varias explotaciones de la zona, que han permitido confirmar la existencia de un brote de lengua azul en la isla.


Los estudios moleculares preliminares llevados a cabo en el LCV de Algete sobre el virus indican que la cepa causante de estos focos es similar a la que afectó durante estos últimos años a la región de los Balcanes e Italia, diferente, por lo tanto, al virus presente en el sur de la península ibérica. 


Además, en todos los casos los animales afectados son autóctonos de las Islas Baleares y no se han producido entradas recientes de animales en las explotaciones afectadas, siendo por tanto la hipótesis más probable de la introducción de la infección por medio de mosquitos Culicoides infectados con el virus, procedente desde otras zonas del Mediterráneo, como ya ocurrió en los anteriores brotes detectados durante la primera década de este siglo.



La lengua azul fue detectada en las Islas Baleares en el año 2000. Se trataba del serotipo 2 del virus, que no se logró controlar hasta el año 2003, cuando apareció otro serotipo, el S4, que no se pudo controlar hasta el año 2005.


Se trata de una enfermedad viral infecciosa no contagiosa que afecta a los rumiantes domésticos y salvajes, provocada por un arbovirus transmitido, únicamente, mediante la picadura de mosquitos del género Culicoides infectados.

Archivo

*}