AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Una investigación muestra el impacto de la pandemia COVID-19 en las mascotas
Uno de los hallazgos fue que una mayor proporción de dueños de gatos indicaron que sus mascotas fueron más cariñosas durante la fase de confinamiento.

Una investigación muestra el impacto de la pandemia COVID-19 en las mascotas

Los cambios en la rutina de los propietarios a raíz del confinamiento han influido en el bienestar emocional de las mascotas, y ha promovido cambios en su conducta, según recoge un nuevo estudio
|

Para muchos propietarios, sus mascotas han demostrado ser un compañero y apoyo durante la pandemia de la COVID-19. Ahora, a medida que se reanuda una vida más normal para salir del confinamiento, se ha publicado una nueva investigación que examina si la salud mental de los propietarios ha afectado el bienestar de sus mascotas.


El estudio, dirigido por investigadores de las universidades de York y Lincoln, en el Reino Unido, ha investigado los cambios en el bienestar y el comportamiento de los animales de compañía. Así, han  examinado la asociación entre estos cambios y las variaciones en la vida diaria, el comportamiento y la salud mental de sus dueños.


Uno de los hallazgos fue que una mayor proporción de dueños de gatos indicaron que sus mascotas fueron más cariñosas durante la fase de confinamiento, en comparación con los dueños de otras especies.


Los participantes en el estudio también informaron de cambios más positivos para los gatos en comparación con los perros, mientras que hubo más cambios negativos para los perros en relación con los gatos.


El profesor Daniel Mills, especialista en comportamiento animal de la Universidad de Lincoln, explicó que, "si bien se ha reconocido durante mucho tiempo que las mascotas pueden enriquecer la vida de los humanos, el bienestar de un animal de compañía está fuertemente influenciado por el comportamiento de sus dueños, así como por su entorno físico y social. Durante el encierro, los cambios experimentados por nuestras mascotas pueden haber incluido tener dueños alrededor durante la mayor parte del día, alteraciones en su rutina diaria y acceso limitado a servicios relacionados con los animales, como clases de entrenamiento o atención veterinaria".


2 DE CADA 3 DUEÑOS INDICARON CAMBIOS EN EL COMPORTAMIENTO DE SUS MASCOTAS


Durante el confinamiento del pasado año, el equipo de investigación llevó a cabo una encuesta con más de 5.000 dueños de mascotas para obtener más información sobre la salud mental, los vínculos entre humanos y animales, y los cambios informados en el bienestar y el comportamiento de los animales de compañía.


En la encuesta, el 67,3 % de los dueños de mascotas indicaron cambios en el bienestar y el comportamiento de sus animales durante la primera fase de encierro. Estos cambios informados se agruparon estadísticamente en escalas de bienestar positivas y negativas.


El análisis de las respuestas del estudio indicó que los propietarios de animales de compañía con peores puntuaciones de salud mental antes del confinamiento informaron menos cambios negativos en el bienestar y el comportamiento de los animales. Sin embargo, los dueños de animales de compañía con peores puntuaciones de salud mental después del encierro informaron de más cambios, tanto positivos como negativos, en el bienestar y el comportamiento de los animales.


Emily Shoesmith, de la Universidad de York, comentó que "nuestros hallazgos indican que una salud mental deficiente puede aumentar la atención que se presta al animal de compañía, y el compromiso empático puede aumentar la percepción de cualquier cambio, tanto positivo como negativo, en el bienestar y el comportamiento de los animales".


En general, se informó que aproximadamente un tercio de los gatos y perros no se vieron afectados por el primer confinamiento, en comparación con alrededor del 40 % de otras especies, y muchos animales parecieron tener un mejor bienestar como resultado de este encierro.


Asimismo, entre el 10 % y el 15 % de todos los propietarios informaron que su animal parecía ser más enérgico y juguetón, y entre el 20 % y el 30 % indicaron que su animal parecía más relajado, y algunos propietarios percibieron mejoras en lugar de deterioros en la condición física de sus animales.


En este sentido, el profesor Mills explicó que "estos hallazgos amplían los conocimientos previos sobre el bienestar percibido y los cambios de comportamiento a una gama mucho más amplia de especies de animales de compañía. El estado de salud mental del propietario tiene un efecto claro en el bienestar y el comportamiento de los animales de compañía, y es claramente algo que debemos tener en cuenta cuando buscamos hacer lo mejor para los animales que cuidamos".

Archivo

*}