AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Veterinarios españoles estudian marcadores de la evolución de la peste porcina africana
José Manuel Sánchez-Vizcaíno, catedrático de Sanidad Animal en la UCM y experto en peste porcina africana.

Veterinarios españoles estudian marcadores de la evolución de la peste porcina africana

Investigadores españoles han estudiado el papel de la interleucina-10 y el interferón-γ como posibles marcadores de la evolución de la infección por el virus de la peste porcina africana en el jabalí
|

El virus de la peste porcina africana (ASFv) es uno de los patógenos más contagiosos que afecta tanto a los cerdos domésticos como a los salvajes. La enfermedad se ha extendido ahora a Europa y Asia, causando un gran daño a la industria porcina.


Aunque todavía no se dispone de una vacuna comercial con la que controlar la infección, algunos candidatos a vacunas potenciales han mostrado buenos resultados en términos de protección.


Sin embargo, se sabe poco sobre los mecanismos inmunitarios del huésped subyacentes a esa protección, especialmente en el jabalí, que es el principal reservorio de la enfermedad en Europa.


En un estudio llevado a cabo por los veterinarios José Manuel Sánchez-VizcaínoSandra BarrosoEstefanía Cadenas y José Ángel Barasona del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET) de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), se ha estudiado el papel desempeñado por dos citocinas (IL-10 e IFN-γ) en jabalíes inoculados por vía oral con el candidato de vacuna atenuada Lv17 / WB / Rie1 y desafiados con un aislado virulento de genotipo II de ASFv.


Para la investigación, se usó un grupo de jabalíes desafiados con el último aislado, también se estableció otro grupo de control. Los resultados mostraron que ambas citocinas juegan un papel clave en la protección del huésped contra el virus de desafío.


Si bien los niveles altos de IL-10 en suero pueden desencadenar un mal funcionamiento del sistema inmunológico en los animales expuestos, la provisión de niveles estables de esta citocina a lo largo del tiempo puede ayudar a controlar la enfermedad. Esto, junto con la inducción alta y oportuna de IFN-γ por parte del candidato a vacuna, podría ayudar a proteger a los animales de resultados fatales.


No obstante, según los autores del estudio, “deben realizarse más estudios para respaldar estos resultados preliminares y confirmar el papel de estas dos citocinas como posibles marcadores de la evolución de la infección por el virus de la peste porcina africana. La provisión de niveles estables de esta citocina a lo largo del tiempo puede ayudar a controlar la enfermedad”.

Archivo

*}