AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Un estudio muestra que 1 de cada 7 animales exóticos rescatados porta una zoonosis
Serval. Imagen: AAP Primadomus.

Un estudio muestra que 1 de cada 7 animales exóticos rescatados porta una zoonosis

El estudio recoge que el 13,7 % de los animales de compañía exóticos rescatados en los últimos cinco años en la Unión Europea portaba uno o más patógenos zoonóticos potencialmente peligrosos para el ser humano
|

Un nuevo estudio publicado por la organización AAP Animal Advocacy and Protection revela que el 13,7 % de los animales de compañía exóticos rescatados por AAP en los últimos cinco años en diez países de la Unión Europea portaba uno o más patógenos zoonóticos potencialmente peligrosos para el ser humano. En el caso de los animales rescatados de la calle – que presumiblemente habían escapado o habían sido abandonados por sus propietarios – la prevalencia de zoonosis asciende hasta un 50 %.


Por ello, AAP reclama un marco regulatorio preventivo para hacer frente a los riesgos derivados del comercio de animales exóticos y propone como mejor alternativa la adopción de un Listado Positivo de especies adecuadas y seguras como animales de compañía en la UE. El mismo llamamiento ha sido expresado por el Parlamento Europeo en su informe sobre la Estrategia sobre la Biodiversidad 2030, adoptado ayer por la tarde en sesión plenaria.

Los animales salvajes son un reservorio de patógenos, conocidos y desconocidos, que pueden ser transmitidos a las personas (zoonosis). Desde la organización apuntan que el comercio de animales exóticos para el mercado de los animales de compañía “constituye un alarmante factor de riesgo para la transmisión de enfermedades infecciosas, ya que propicia que una amplia variedad de especies de animales salvajes entre en estrecho contacto con humanos y otros animales con los que no han estado en contacto con anterioridad a gran escala”.

“Nuestro estudio muestra que muchos animales exóticos, previamente tenidos como animales de compañía o extraviados dentro de la UE, portaban patógenos zoonóticos que no habían sido detectados hasta que llegaron a nuestras instalaciones de cuarentena, altamente especializadas, donde se les realizaron las pruebas pertinentes”, indica Marta Merchán, directora de AAP en España.


Algunos de los ejemplos mostrados en el estudio son primates con STLV (virus linfotrópico de células T de simios), que en humanos puede provocar graves enfermedades incluido cáncer en los linfocitos T. Otros animales portaban parásitos nematodos, como baylisascaris, cuyas larvas pueden migrar a los ojos o al cerebro de la persona infectada, provocando daños neurológicos graves, a veces incluso mortales.

El informe de AAP, presentado en el evento de alto nivel acogido por la Presidencia portuguesa del Consejo la semana pasada, apunta a que la actual regulación de la UE no está suficientemente equipada para prevenir, detectar y responder a los riesgos de enfermedades zoonóticas que plantea el comercio de mascotas exóticas. “A día de hoy la UE todavía permite la importación, el comercio y la tenencia de la gran mayoría de especies de animales salvajes presentes en todo el mundo, a pesar de los riesgos potenciales que ello conlleva. Además, la Ley de Sanidad Animal de la UE se centra principalmente en el sector ganadero y no incluye muchas de las enfermedades que pueden ser transmitidas por los animales exóticos. A todo esto, se añade que los animales de compañía exóticos se encuentran en su inmensa mayoría exentos también de las obligaciones de identificación, registro y trazabilidad que se aplican a otros animales y productos derivados de animales”, denuncian.

En este sentido, reclaman un listado positivo europeo de especies adecuadas y seguras como animales de compañía “como un sistema preventivo eficaz y accesible. Una lista positiva o lista blanca recoge las especies que pueden comercializarse y tenerse como animales de compañía como resultado de una evaluación exhaustiva, realizada por expertos, de los riesgos para la salud pública, la seguridad ciudadana, la biodiversidad, el bienestar animal y la salud animal”.


Todas las especies no incluidas en el listado quedarían automáticamente prohibidas. “Se trata de un sistema transparente, eficaz y económicamente viable, que está en consonancia con el enfoque de precaución ya adoptado en otras áreas reguladas por la UE”.

Archivo

*}