AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Vuelven a reclamar bajar el IVA veterinario tras cumplirse 3 años de la promesa del Gobierno
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

Vuelven a reclamar bajar el IVA veterinario tras cumplirse 3 años de la promesa del Gobierno

​Desde el Grupo Parlamentario Republicano piden incluirla en el Proyecto de Ley de medidas urgentes de apoyo a la solvencia empresarial y sector energético, “es una medida imprescindible de salud pública si se pretenden controlar las enfermedades zoonóticas”
|

Hace unos días se cumplían tres años del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, tres años de esperanza en el sector veterinario para ver cumplida de una vez por todas la tan ansiada bajada del IVA de los servicios veterinarios, ya que así lo recogía el programa de Gobierno presentado en su momento.


Si bien, después de tres años la situación sigue igual que antes, los servicios veterinarios continúan en el tipo general (21 %) desde la reforma fiscal del 1 de septiembre de 2012, salvo los relacionados con las explotaciones ganaderas, que permanecieron en el reducido.


Por ello, ahora que el Gobierno ha presentado un Proyecto de Ley de medidas urgentes de apoyo a la solvencia empresarial y al sector energético, desde el Grupo Parlamentario Republicano a instancia del Diputado Joan Capdevila i Esteve, reclaman mediante una enmienda al articulado del Proyecto de Ley que se añada un nuevo punto al apartado Uno.2 del artículo 91 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido en los términos siguientes: “Uno. Se aplicará el tipo del 10 por ciento a las operaciones siguientes: […] 2. Las prestaciones de servicios siguientes: X. Los servicios veterinarios que no gocen de exención de acuerdo con el artículo 20 Uno.2.º c) de esta Ley”.


El grupo parlamentario explica que, “dada la actual situación de crisis sanitaria, parece inaplazable la medida contemplada en el programa del Gobierno de coalición progresista consistente en aplicar a los servicios veterinarios el tipo reducido de IVA del 10 %”.


El incremento de trece puntos que sufrió este impuesto en 2012 se ha traducido en un menor número de visitas al veterinario y en un mayor abandono de animales de compañía, lo que sin duda ha perjudicado el necesario control de enfermedades zoonóticas transmisibles al ser humano, según han denunciado los Colegios Oficiales de Veterinarios.


“Esta reforma fiscal, por tanto, además de repercutir en el bienestar animal, es una medida imprescindible de salud pública si se pretenden controlar las enfermedades zoonóticas trasmisibles al ser humano, algo incuestionable en estos tiempos que vivimos”, remarcan.


El retraimiento de visitas, provocado por la subida del IVA, puede causar un aumento de enfermedades que afectan a las personas y que son transmitidas por animales como la rabia, la sarna, la tuberculosis o leptospiras o hidatidosis, entre otras, además de influir negativamente en el bienestar animal, provocando sufrimiento innecesario y evitable a los animales. De hecho, se ha constatado la grave disminución de vacunas en los perros. Así, citan dos ejemplos, “en 2017 solo el 31 % de los perros identificados se vacunó en Andalucía y el 11 % en Asturias, según los colegios de veterinarios”.


Por otra parte, haciendo referencia al informe presentado por la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE), “Informe sobre la situación socioeconómica y laboral del sector veterinario de animales de compañía en España”, explican que Hacienda ingresaría al menos 5 millones de euros más por distintos conceptos si se aplicase el IVA reducido (10%) a las clínicas veterinarias de animales de compañía en lugar del general (21%). Este cambio aportaría además numerosas ventajas económicas y sociales, como la mejora del mercado laboral para los profesionales del sector, el incremento de los márgenes comerciales, el ajuste de los precios para los clientes, el aumento de la cifra de negocio de las empresas proveedoras y una situación sanitaria más favorable”.


El informe considera que el impacto positivo del retorno a una tasa reducida del gravamen del IVA, tanto en la facturación como en la calidad y cantidad del empleo, provocaría que los ingresos públicos anuales aportados por los servicios veterinarios de animales de compañía creciesen hasta los 13,45 millones de euros al año, gracias a la mayor recaudación esperada para este impuesto, pero también para el Impuesto de Sociedades, las aportaciones a la Seguridad Social y el IRPF. “Se trata de una cifra muy por encima de los 8,48 millones que se recaudan anualmente por IVA en la actualidad (lo cual supone un 0,0170 % del IVA total recaudado a nivel estatal por todos los sectores y actividades económicas)”, concluyen.

Archivo

*}