AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Estudian las causas genéticas de la sordera canina
La pérdida auditiva en los rottweilers comienza temprano en los cachorros y conduce a la sordera en unos pocos meses.

Estudian las causas genéticas de la sordera canina

Investigadores finlandeses han estudiado la causa de la pérdida auditiva hereditaria en perros, especialmente en rottweilers
|

En los seres humanos, la pérdida auditiva es muy diversa, también sus causas, gravedad y edad de aparición varían notablemente. La sordera y la pérdida auditiva también son bastante comunes en los perros, pero los cambios genéticos que la provocan aún no se conocen bien.


Investigadores de la Universidad de Helsinki y el Centro de Investigación Folkhälsan han llevado a cabo un estudio donde se centran en la pérdida auditiva observada en los rottweilers, que comienza temprano en los cachorros y conduce a la sordera en unos pocos meses. También han indagado sobre la pérdida de audición en perros de razas mixtas, la mayoría de los cuales eran cruces con rottweilers.


A este respecto, “identificamos un cambio en el gen LOXHD1 que juega un papel importante en la función de las células sensoriales cocleares del oído. Aunque se desconoce el mecanismo exacto de la sordera, los cambios en el mismo gen también causan pérdida auditiva hereditaria en humanos y ratones”, cuenta Marjo Hytönen, de la Universidad de Helsinki y el Centro de Investigación Folkhälsan.


La pérdida auditiva, causada por el defecto del gen LOXHD1, se hereda de forma recesiva, lo que significa que, para que el perro se enferme, debe tener dos copias de la forma del gen defectuoso, una de su padre y la otra de su madre.


“Tuvimos la oportunidad de conocer la prevalencia y la especificidad de la raza en esta modificación genética en una base de datos mundial única de aproximadamente 800.000 perros”, explica Hannes Lohi de la Universidad de Helsinki y el Centro de Investigación Folkhälsan.


“Esto confirma la importancia de nuestro hallazgo. Con nuestro descubrimiento, los perros utilizados para la reproducción pueden someterse a pruebas para detectar defectos genéticos en el futuro. Esto evita combinaciones que puedan resultar en cachorros sordos”, comentan los expertos.


El estudio es parte de un programa de investigación dirigido por el profesor Lohi, que tiene como objetivo dilucidar los antecedentes genéticos de las enfermedades hereditarias. Actualmente, se encuentran en marcha varios proyectos que también tienen como objetivo conocer las causas hereditarias de la hipoacusia.


Según Marjo Hytönen, los resultados preliminares de los proyectos son prometedores. “Hemos encontrado que muchas razas de perros tienen pérdida auditiva tanto congénita como hereditaria que comienza en la edad adulta, sobre la cual no se ha tenido información antes. Además de los perros, los resultados preliminares también abren nuevas posibilidades para el estudio de las deficiencias auditivas hereditarias en humanos”.

Archivo

*}