AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Estudian la prevalencia de ​angiostrongilosis canina en perros de Castilla y León

Estudian la prevalencia de ​angiostrongilosis canina en perros de Castilla y León

La angiostrongilosis es una enfermedad emergente en Europa. En España, existen muy pocos estudios que abordan la epidemiología y patología de Angiostrongylus vasorum, y la mayoría de ellos han informado de la presencia de este parásito en hospedadores salvajes
|

La angiostrongilosis canina es una enfermedad vascular y pulmonar causada por Angiostrongylus vasorum. En Europa, es una enfermedad emergente, reportada principalmente en zorros rojos. En España existen muy pocos estudios que abordan la epidemiología y patología de A. vasorum, y la mayoría de ellos han informado de la presencia de este parásito en hospedadores salvajes como lobos, zorros y tejones en diferentes comunidades autónomas (Asturias, Aragón, Galicia, Castilla y León, Cataluña, Murcia y País Vasco).


Para conocer más, los investigadores Rodrigo Morchón, Juan de Vicente Bengochea, Xiomara Murcia Martínez y José Ángel Sánchez Agudo de la Universidad de Salamanca; y los veterinarios José Alberto Montoya y Elena Carretón de la Universidad de Las Palmas; han estudiado la presencia de este parásito en perros de Castilla y León, la región más grande de la Península Ibérica; con una superficie de más de 94.000 km2, su extensión excede la superficie de muchos países europeos (por ejemplo, Dinamarca, Portugal, Hungría, Irlanda o Suiza).


El objetivo de este estudio fue analizar la presencia de A. vasorum en 1475 perros domésticos de la comunidad autónoma de Castilla y León, 44 clínicas veterinarias colaboraron voluntariamente aportando las muestras; estas fueron recolectadas aleatoriamente de los pacientes caninos que asistieron a las clínicas, siempre que cumplieran con los criterios de inclusión. “Se encontraron antígenos de esta especie en el 0,75 % de los perros evaluados, la mayoría de los cuales vivían al aire libre, un factor de riesgo significativo”, cuentan los investigadores.  


Según explican, el análisis del sistema de información geográfica (SIG) mostró que los animales infectados “vivían principalmente en áreas con temperaturas y clima suaves durante la mayor parte del año y cerca de cuerpos de agua: agua estancada, riberas o regadío, con la vegetación dominada por alisos, encinas y quejigos, donde se desarrollan los huéspedes intermediarios”.


33


Prevalencia de Angiostrongylus vasorum en las provincias de Castilla y León.


Los autores concluyen que “la angiostrongilosis es una enfermedad emergente en Europa y, en particular, en España, por lo que las medidas de prevención y control son importantes. Castilla y León cubre un extenso territorio; es la comunidad o distrito autónomo más grande de Europa, incluso más grande que algunos países europeos. Por tanto, estudios epidemiológicos como este son necesarios, especialmente para concienciar sobre esta enfermedad entre los dueños de perros y los veterinarios clínicos. Asimismo, se necesitan más estudios para completar el mapa epidemiológico de la enfermedad en Europa y realizar seguimientos en las zonas donde la enfermedad está presente”.


ESTUDIO PREVIO


Solo ha habido un estudio anterior sobre la epidemiología de la enfermedad en perros en España, donde la prevalencia global fue del 1,73 %. El estudio incluyó a las provincias de Castilla y León, Salamanca y León, que mostraron una prevalencia del 0,93 %. Estas provincias, muestran ahora mayores incidencias, obteniendo una prevalencia del 1,8 % en León y del 0,73 % en Salamanca en el nuevo estudio. “Estas diferencias en los resultados pueden deberse a los diferentes tamaños de muestra o la distribución de los perros estudiados, ya que los perros infectados se encontraron ubicados en áreas cercanas a humedales y bosques específicos. Esto concuerda con estudios previos, ya que se ha descrito que la prevalencia de parásitos en zorros y la incidencia en perros se restringe a focos endémicos y, aparentemente, solo ocurren esporádicamente fuera de estos focos”, explican.

Archivo

*}