AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Brucelosis canina, una enfermedad emergente en Europa
La brucelosis canina, aunque rara vez se presentan casos en humanos, supone un peligro potencial a nivel zoonótico.

Brucelosis canina, una enfermedad emergente en Europa

La brucelosis canina se considera una enfermedad emergente, con especial presencia en ciertos países de la Unión Europea
|

La brucelosis canina es una infección producida por un cocobacilo gramnegativo llamado Brucella canis, y, aunque rara vez se presentan casos en humanos, supone un peligro potencial a nivel zoonótico.


Las principales fuentes de infección son los fluidos vaginales de las perras infectadas, la orina, sangre o la saliva. Las vías de entrada son venéreas, oro nasal, así como a través de la mucosa conjuntiva. Los síntomas más significativos son abortos tardíos en perras, epididimitis en machos e infertilidad en ambos sexos. También produce linfadenitis generalizada, y uveítis.


Además, es uno de los muchos patógenos responsables de la discoespondilitis en perros y las infecciones requieren un tratamiento específico.


SITUACIÓN ACTUAL EN EUROPA


Aunque se sabe poco sobre la situación epidemiológica en Europa, se considera una enfermedad emergente. En un estudio sobre la prevalencia de la enfermedad en perros de distintas regiones de Europa, como Italia, España, Francia o Dinamarca, se identificó anticuerpos de Brucella canis en el 5,4 % de las muestras enviadas (150 / 2764).


Por otra parte, el 3,7 % (61 / 1.657) de las muestras obtenidas para la detección de la bacteria mediante PCR fue positivo. El 11,1 % de las muestras positivas analizadas procedían de España.


Paula Boyden, directora veterinaria de la organización benéfica Dogs Trust, apunta al aumento de importación de animales de distintos países como una de las causas del incremento de la incidencia de esta enfermedad.


Boyden explica que los perros importados de Rumanía se han destacado como una preocupación particular. No obstante “Brucella canis está presente en otros Estados miembros de la UE, por lo que debe tenerse en cuenta el estatus de Brucella canis de los perros importados de países distintos de Rumanía”. 


Asimismo, Anna Estarán, abogada Especialista en Derecho Animal para Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, comenta que “muchos de los animales que se venden en internet o en las tiendas proceden de las denominadas 'puppy mills', auténticas 'fábricas' de cachorros que operan desde República Checa, Rumanía, Hungría y Eslovaquia”, en declaraciones a El Salto.


Ante la importación de posibles animales infectados, la veterinaria subraya la necesidad de realizar pruebas de detección de la enfermedad a los ejemplares que vayan a salir de sus fronteras, ya que, en la actualidad, este tipo de cribado no se considera necesario. Sin embargo, dado el potencial zoonótico de la enfermedad, y que un perro se considera infectado de por vida, plantea la pregunta si “se debe alentar a las organizaciones que importan perros de países endémicos de Brucella canis a realizar un cribado previo a la importación”.


INDICACIONES AL PROFESIONAL VETERINARIO


Además, en cuanto al flujo de animales posiblemente infectados, Boyden opina que los veterinarios tienen un papel fundamental en su labor informativa. “Debe explicarse a los posibles propietarios el riesgo de infección por Brucella canis en perros importados de países endémicos, especialmente a aquellos que se determina que tienen un mayor riesgo de infección”.


Además, indica que el veterinario debe tener presentes otras consideraciones. “Si un perro importado con signos clínicos que sugieran una posible infección por Brucella canis se presenta a un veterinario, el personal que atiende el caso debe usar el equipo de protección personal adecuado y considerar la posibilidad de tomar muestras y enviarlas a los laboratorios para su análisis”.


En resumen, la veterinaria concluye que “para la profesión, es importante que esto se mantenga en el radar, el primer paso en la práctica clínica es preguntar sobre el origen de los perros recién adquiridos y considerar la detección cuando sea apropiado, por ejemplo cuando se importa de un país donde Brucella canis es endémica”.

Archivo

*}