AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Cantabria incrementa ayudas para conservar razas autóctonas de ganado ovino y caprino
Guillermo Blanco, consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de Cantabria.

Cantabria incrementa ayudas para conservar razas autóctonas de ganado ovino y caprino

Las ayudas están dotadas con 40.000 euros y se destinan a los titulares de este tipo de explotaciones ganaderas
|

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica la resolución de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente por la que se convocan ayudas para la conservación y promoción de razas autóctonas de ganado ovino-caprino en Cantabria.


Las ayudas de este año se incrementan hasta un importe máximo de 40.000 euros en una partida que el año pasado contó con una cantidad de 25.000 euros.


Podrán beneficiarse de estas ayudas todas aquellas personas físicas o jurídicas, incluidas las sociedades cooperativas y las sociedades agrarias de transformación, que sean titulares de una explotación ganadera de ovino o caprino ubicada en Cantabria.


En cualquier caso, deberán ser explotaciones que cumplan con la normativa legal en vigor dictada por la Consejería en materia de medio ambiente, higiene, bienestar y sanidad animal, así como en identificación y registro de animales.


Para la concesión de las ayudas, la Consejería valorará de manera especial que los interesados sean titulares de explotaciones de montaña; que sean jóvenes; que pertenezcan a las zonas con limitaciones naturales que establece el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2020-2024, y que más del 50% de la solicitud esté integrada por ejemplares de razas autóctonas en peligro de extinción.


Los interesados tienen un plazo de un mes a contar a partir del día siguiente al de la publicación del extracto de la convocatoria en el BOC para presentar sus solicitudes en el registro de la Consejería o en cualquier otro permitido por la actual normativa.


El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha destacado la necesidad de convocar este tipo de ayudas para impulsar un sector productor, como es el del ganado ovino y caprino, “en franca regresión” por su pequeño tamaño y dispersión, así como su escasa rentabilidad.


Tal y como ha explicado, “se trata de un sistema extensivo de manejo que sufre los ataques de la fauna salvaje y con un diseño de los pagos directos en las ayudas de la PAC que no responde a las particularidades de estas explotaciones, muchas de ellas mixtas o con un reducido censo y una escasa actividad comercial”.


El titular de Ganadería ha defendido la importancia del pastoreo extensivo de ganado ovino y caprino como un complemento “ideal” para garantizar un aprovechamiento racional de los pastos comunales.


“Resulta de gran interés para Cantabria por la enorme extensión de los montes de utilidad pública que tenemos y por el predominio en la región del tipo arbustivo de pasto en la mayor parte de estas zonas”, ha subrayado Blanco, quien ha asegurado que el pastoreo con estas especies ganaderas contribuye “de manera muy notable” a la limpieza de los montes y a la prevención de los incendios forestales.


Ha reafirmado el compromiso de su departamento de promover la conservación de recursos genéticos por su importancia para el desarrollo rural de Cantabria, así como la defensa y promoción de las razas autóctonas y su papel “fundamental” en el mantenimiento de la biodiversidad de la Comunidad Autónoma.


A pesar de que el ganado autóctono ovino y caprino no está incorporado a la ayuda de razas locales amenazadas del PDR 2014-2020, Blanco ha abogado por realizar con estas especies el mismo esfuerzo de conservación que el resto de animales, especialmente en el caso de las razas registradas y sujetas a un control de rendimientos que, tal y como ha precisado, “también cumplen otros objetivos de mejora genética como la reducción de la consanguinidad o la eliminación de los genotipos sensibles a encefalopatías espongiformes”.

Archivo