AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Recogen una serie de infecciones inusuales de tuberculosis en un gato
Tuberculosis recurrente en un gato con hábitos cazadores.

Recogen una serie de infecciones inusuales de tuberculosis en un gato

El felino ha sufrido un total de 6 episodios de la enfermedad a lo largo de una década, lo que evidencia reinfección o recidiva
|

Un gato siamés macho castrado de 7 años fue remitido para estudio a un hospital veterinario universitario de referencia en Escocia por pérdida de peso de 1 mes de duración, así como una hipercalcemia detectada por el veterinario remitente. El gato fue alimentado con una dieta comercial de buena calidad, y las vacunas de rutina y el tratamiento contra parásitos externos e internos estaban actualizadas. 


El gato tenía posibilidad de acceso al exterior y era un ávido cazador. En el examen físico, el animal presentaba ruidos pulmonares anómalos. Las radiografías de tórax revelaron un patrón difuso intersticial-alveolar, más marcado en los lóbulos pulmonares caudales.


Ante estos hallazgos, los diagnósticos diferenciales incluyeron neumonía infecciosa (bacteriana, parasitaria, protozoaria, viral o micótica), neoplasia primaria o metastásica o, menos probablemente, fibrosis pulmonar idiopática.


El paciente recibió tratamiento por la posible presencia de vermes pulmonares, y se le realizó una broncoscopia. Las vías respiratorias parecían macroscópicamente normales. Se envió líquido del lavado broncoalveolar para estudio. La citología mostró inflamación piogranulomatosa severa. Además, se reveló la presencia de bacilos acidorresistentes morfológicamente compatibles con infección por micobacterias. Se realizó un ensayo especifico y los resultados fueron compatibles con la infección por el miembro menos patógeno del complejo Mycobacterium tuberculosis, Mycobacterium microti.


Combinando los signos clínicos y los resultados del estudio, el paciente fue diagnosticado de neumonía e hipercalcemia por M. microti, es decir, el gato tenía una forma de tuberculosis que se ve comúnmente en gatos en ciertas regiones del Reino Unido, incluida Escocia, según recoge el estudio publicado.


TRATAMIENTO Y EVOLUCIÓN RECURRENTE


El animal recibió un tratamiento específico a base de una combinación de antibióticos. Un mes después de comenzar la terapia, el peso corporal y el apetito del gato habían mejorado. El paciente permaneció asintomático durante 1 año, pero se infectó con neumonía tuberculosa cinco veces más, un total de seis episodios durante una década.


Durante las reinfecciones, el gato siempre presentó pérdida de peso, neumonía, e hipercalcemia en todos y cada uno de los episodios. Asimismo, todos los casos fueron tratados con combinaciones de distintos antibióticos durante largos periodos de tiempo.


El caso reportado ha sido ampliamente documentado ya que se puede considerar como muy inusual, al tratarse de infecciones recurrentes debido al ávido comportamiento de caza. O, por el contrario, podría suponer un recrudecimiento de la enfermedad latente.


La enfermedad por micobacterias en los gatos quizás esté infradiagnosticada en la medicina veterinaria en todo el mundo”, comentan los autores. La tuberculosis en gatos se observa con mayor frecuencia en gatos machos adultos y con hábitos de caza, y generalmente se presenta con lesiones cutáneas y/o linfadenopatía submandibular. Esta lesión es presumiblemente debida a morder y jugar con la presa capturada.


Otras presentaciones menos frecuentes incluyen disnea por neumonía, masas gastrointestinales o adenopatías abdominales, como se informó recientemente en decenas de gatos alimentados con carne cruda.


En conclusión, este caso muestra que la neumonía tuberculosa debida a la infección por M. microti en gatos puede verse como múltiples episodios de reinfección o recidiva, incluso después de tratamientos prolongados.

Archivo