AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Virbac apoya a la veterinaria con su aparición en la película 'Una veterinaria en la Borgoña'
Momento de la película "Una veterinaria en la Borgoña" con los sacos de Virbac al fondo.

Virbac apoya a la veterinaria con su aparición en la película 'Una veterinaria en la Borgoña'

La película entera transpira respeto y admiración por una profesión a menudo olvidada, un mensaje muy en línea con el de la farmacéutica que le ha dado soporte, Virbac
|

“Personas indispensables”, así es como Julie Manoukian, la directora de la película “Una veterinaria en la Borgoña” ha calificado a los veterinarios rurales. Este apasionante largometraje ya ha sido un éxito en las taquillas francesas, siendo una de las películas más taquilleras de este 2020 tan peculiar que hemos vivido.


“Una veterinaria en la Borgoña” nos cuenta la historia de Alexandra, una joven veterinaria acabada de graduar que acude a ayudar a su tío Michel en una clínica rural cuando este anuncia su jubilación. Nico, el veterinario compañero de Michel, se encuentra solo con un enorme territorio repleto de animales que necesitan su atención profesional. No eran sus planes, Alexandara no quería volver a su pueblo natal. Lo ve como un favor a su tío, una solución momentánea a su problema de falta de personal, pero a su llegada se da cuenta de que no hay nadie más. Le necesitan, ¿va a estar dispuesta a quedarse?


Las exigencias de esta profesión son enormes y ahuyentan a muchos. En palabras de su directora, “son personas que entregan su vida al servicio de los demás. Trabajan en condiciones difíciles, con horarios enloquecidos, y que reciben salarios que no se corresponden con el enorme esfuerzo que han tenido que hacer para conseguir su diploma ya que se trata de una de las carreras más difíciles. Un veterinario rural debe saber tratar a prácticamente todos los animales, de compañía o salvajes, sin olvidar las especies exóticas. Debe estar disponible día y noche, tanto para asistir a partos como para otras emergencias.”


La película entera transpira respeto y admiración por una profesión a menudo olvidada, un mensaje muy en línea con el de la farmacéutica que le ha dado soporte, Virbac. El laboratorio veterinario sigue manifestando así su compromiso no solo con la salud animal sino también con las personas que velan por dicha salud, los veterinarios, procurando facilitar su ardua tarea en cualquier modo que esté en sus manos.


Los sacos de la línea de nutrición hiperpremium de Virbac, Veterinary HPM, aparecen en distintas escenas de la película. Una nutrición que ha sido formulada por veterinarios y para veterinarios, pues presencialmente solo se vende en clínicas veterinarias. Su gama completa incluye alimentos indicados para tratar las principales patologías clínicas, lo cual supone una solución única para el veterinario en la mayoría de sus prescripciones dietéticas. 


Así, Virbac nos recuerda que está al servicio del veterinario y que sus preocupaciones y problemas también son los suyos. La comedia se estrenará en España el día 16 de abril y es indispensable para cualquiera que se considere amante de los animales. 

Archivo