AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
El guisante, posible alternativa a la soja para los cerdos de engorde
Campo de guisant. Imagen: ETSEA-UdL.

El guisante, posible alternativa a la soja para los cerdos de engorde

​La Universidad de Lleida coordina un proyecto piloto sobre esta fuente de proteína mediterránea
|

Un equipo de la Universidad de Lleida (UdL) coordina un proyecto piloto innovador para evaluar el uso del guisante como fuente de proteína mediterránea y alternativa a la soja en la dieta de los cerdos de engorde.


Al contrario que la soja, el guisante no necesita pasar un tratamiento para ser usado como alimentación. Además, es una leguminosa local adaptada al clima mediterráneo, con bajas necesidades hídricas y capacidad de fijar nitrógeno ambiental al suelo. Los impulsores del proyecto creen que sería una buena alternativa a la harina de soja, que se ha de importar, reduciendo costes al productor. La Unión Europea es el principal importador mundial, con 20,1 millones de toneladas anuales. Por ello, buscan incrementar la autosuficiencia, utilizando fuentes de aminoácidos alternativas.


Los investigadores del departamento de Ciencia Animal de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria (ETSEA) de la UdL analizarán diferentes niveles de incorporación del guisante en varias etapas del crecimiento de cerdos de engorde en un genotipo rústico, destinado principalmente a la producción de carnes curadas (embutidos y jamones). Quieren conocer el efecto sobre parámetros productivos y de calidad de la carne tanto fresca como curada de los llamados factores "antinutritivos" de esta legumbre, proteasas como la tripsina.


Esta sustancia que se produce en el páncreas rompe los enlaces de los aminoácidos, un proceso necesario para la asimilación de las proteínas de los alimentos. “Cuando formulamos dietas, analizamos la concentración de estos inhibidores”, explica la investigadora de la UdL Inmaculada Argemí. “Asimismo, en función de la edad del animal podemos aportar más o menos concentración de estas leguminosas. No asimila igual un cerdo de 35 kilos que uno de 80 kilos de peso vivo”, añade. Con ella trabajarán Javier Álvarez, Daniel Villalba y Marc Tor, todos de la ETSIA.


El equipo probará 3 concentraciones diferentes de guisante - al 25 %, 35 % y 40 % - y 3 dietas control con cerdos de 40 a 140 kilos. Abarcan las tres fases de engorde del cerdo: inicio, crecimiento y acabado. Después analizarán el efecto de la sustitución de la soja por guisante sobre la calidad de la carne, fresca y curada, tanto en el porcentaje de grasa intramuscular y el perfil de ácidos grasos, como los compuestos volátiles implicados en el aroma y la calidad sensorial del producto curado.


“La hipótesis es que la edad de los cerdos influirá en la tolerancia de los niveles de factores antinutritivos, derivados de un pienso con guisante, donde en las fases iniciales la tolerancia a estos será menor respecto de la fase de acabado, sin disminuir en los parámetros productivos ni de calidad de la canal o piezas nobles, ni el contenido de grasa intramuscular del lomo, la proporción de ácidos grasos principales en la grasa subcutánea o la producción de compuestos volátiles”, destaca Argemí.

Archivo