AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Nueva terapia con células madre en perros, gran avance en medicina veterinaria

Nueva terapia con células madre en perros, gran avance en medicina veterinaria

​Un equipo de científicos ha desarrollado un método novedoso para inducir la generación de células madre a partir de muestras de sangre de perros. En un futuro cercano, los veterinarios podrán revertir condiciones en perros que antes se pensaban incurables
|

Los perros han sido fieles compañeros humanos desde su domesticación hace miles de años. Con varias mejoras en la medicina veterinaria en las últimas décadas, su esperanza de vida ha aumentado. Sin embargo, un efecto secundario desafortunado de esta longevidad, al igual que en los humanos, ha sido un aumento en la aparición de afecciones crónicas y degenerativas.


En los seres humanos, los esfuerzos modernos para combatir estas enfermedades han culminado en el desarrollo de terapias regenerativas, basadas en gran medida en células madre. Estas células "bebés" tienen el potencial de diferenciarse y madurar en muchos tipos de células especializadas, llamadas "pluripotencia". Al trasplantar células madre y guiar su diferenciación en los tipos de células deseados, los investigadores pueden regenerar eficazmente los tejidos dañados, revirtiendo así el curso de diversas enfermedades complejas. Aunque esta tecnología se ha estudiado ampliamente en humanos, falta el potencial de la terapia con células madre en perros.


Con este fin, un equipo de investigación de Japón, dirigido por el profesor Shingo Hatoya de la Universidad de Osaka, ha estado trabajando en el aislamiento de "células madre pluripotentes inducidas" (iPSC, por sus siglas en inglés) de muestras de sangre canina. Las iPSC son un tipo de célula madre que se puede "programar" a partir de una célula desarrollada (o "diferenciada") mediante la introducción de un conjunto específico de genes en ellas. Estos genes codifican proteínas llamadas "factores de transcripción", que inducen el cambio de una célula madre diferenciada a una pluripotente, que luego tienen la capacidad de madurar en varios tipos de células. Las iPSC pueden proliferar muy rápidamente, proporcionando un suministro confiable de células madre adecuadas para terapias regenerativas. "Establecimos con éxito un método de generación fácil y eficiente de iPSC caninas a partir de células mononucleares de sangre periférica", explica Hatoya. Destaca la importancia de estos hallazgos para la ciencia veterinaria, afirmando que espera que, en un futuro cercano, "sea posible realizar tratamientos medicinales regenerativos en perros".


ESTUDIO


Los intentos anteriores de estos científicos para generar iPSC a partir de células sanguíneas caninas, utilizando "vectores" virales para administrar los factores de transcripción inductores de pluripotencia, no fueron tan efectivos como se esperaba. 


Por lo tanto, en este estudio, probaron una combinación diferente de factores inductores, que creen que fueron clave para aprovechar todo el potencial de estas células. Lo más importante es que los investigadores necesitaban controlar cómo se replicaban las células reprogramadas en el cuerpo huésped. Los vectores virales que codifican factores de transcripción inductores de pluripotencia se pueden usar para infectar células obtenidas de la sangre y convertirlas en iPSC; sin embargo, los científicos debían tener cuidado: debido a que estos vectores se integran en el genoma del huésped, la reexpresión de estos factores de pluripotencia en la célula huésped puede provocar la formación de tumores cuando estas células se trasplantan en pacientes. 


Para evitar esto, el equipo desarrolló células madre "sin huellas" mediante el uso de un tipo particular de vector viral que puede generar iPSC sin inserción genómica y puede "silenciarse" automáticamente mediante "microARN" expresados por las células. Luego, cultivaron estas células en un tipo especial de medio que contenía varios factores que mejoraban su pluripotencia (incluido un "cóctel de moléculas pequeñas"). De hecho, estas células crecieron y desarrollaron con éxito capas germinales (que forman la base de todos los órganos).


De manera fascinante, estos hallazgos han allanado el camino para una técnica de terapia con células madre fácil para los mejores amigos del hombre. "Creemos que nuestro método puede facilitar la investigación que implica el modelado de enfermedades y las terapias regenerativas en el campo veterinario", apunta Hatoya. Además, los autores también creen que la investigación adicional sobre terapias regenerativas para caninos podría tener algunos efectos en cadena para la medicina humana. "Los perros comparten el mismo entorno que los humanos y desarrollan espontáneamente las mismas enfermedades, en particular enfermedades genéticas".

Archivo

*}