AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Premian la solidaridad de los veterinarios de Cádiz
Cristina Velasco, presidenta del Colegio Veterinario de Cádiz, recibiendo el premio.

Premian la solidaridad de los veterinarios de Cádiz

​La labor que realizan los veterinarios de Cádiz desde hace cinco años permite que un acto de pesca ilícita desemboque en la donación a familias con pocos recursos de un alimento seguro y de gran calidad
|

El Colegio de Veterinarios de Cádiz (Colvet Cádiz) ha informado de la concesión por parte de la Fundación de la Asociación Mutual Aseguradora del premio a su iniciativa de acción solidaria ‘El atún sin clases’ mediante la cual se dona a las familias con menos recursos alimentos decomisados, en este caso, el atún rojo de almadraba pescado de forma ilegal, de modo que una acción ilícita termina ofreciendo un beneficio para personas sin recursos de modo que puedan acceder a un alimento de gran calidad y en las mayores condiciones de seguridad.


El premio está dotado de una cuantía de 6.000 euros y fue entregado a los representantes de la Junta de Gobierno de Colvet Cádiz el 21 de enero en Madrid. Concretamente, es la labor de asesoramiento y supervisión sanitaria realizada de forma voluntaria y altruista, por los veterinarios solidarios gaditanos, y la institución colegial, lo que permite que el alimento llegue a sus beneficiarios en las condiciones óptimas de consumo.


De esta forma, el Banco de Alimentos de Cádiz y otras instituciones disponen del atún decomisado en perfectas condiciones de salud alimentaria para que pueda ser distribuido entre sus beneficiarios.


“Es muy gratificante ver cómo una institución colegial sirve para que sus colegiados, con su profesión y sin salir de su provincia, pueden desarrollar una actividad solidaria. Y con ella a la vez desarrollar una gran labor social, que puede ayudar a dar visibilidad de la importancia de la especialidad de la seguridad alimentaria y salud pública que desarrollan los veterinarios, algo que muchas veces la sociedad no conoce limitándonos solo a la muy respetada especialidad de médico de mascotas”, señala Jesús Fernández, secretario del Colegio de Veterinarios de Cádiz y uno de los promotores del proyecto.


UN LUSTRO


La colaboración entre el Colegio de Veterinarios de Cádiz y el Banco de Alimentos se lleva a cabo desde 2012 mediante el conocido como ‘Programa Veterinarios Solidarios y el Banco de Alimentos’, donde participa un grupo de colegiados veterinarios especialistas en Salud Pública de forma altruista. El trabajo que realizan estos profesionales consiste en asesorar a la entidad benéfica para lograr una organización con garantías sanitarias de los productos que reciben y distribuyen por la provincia de Cádiz, incluyendo ahí a los comedores sociales o quienes demandan la ayuda del Banco de Alimentos para llenar las despensas de sus hogares de forma directa.


Las tareas de los veterinarios solidarios en esta iniciativa incluyen: la formación de los manipuladores de los alimentos; el asesoramiento para diseño y aplicación del documento de autocontrol sanitario de la institución; colaboración en cuestiones burocráticas, como la inscripción en el registro sanitario oficial; o asesoramientos puntuales ante posibles incidencias y valoraciones específicas sobre las mercancías de dudosa garantía.  Y que en los últimos años también se ha ampliado a dar formación de manipulación de alimentos y gestión de autocontrol a los beneficiarios en pro de posibilitar sus competencias para poder encontrar empleo.


En lo que a números se refiere, en cinco años de esta iniciativa, en la que participan además del Banco de Alimentos, la Guardia Civil y la empresa alimentaria Petaca Chico, se ha llevado a cabo la donación de 52 toneladas de pescado decomisado para un total de 994 beneficiarios de 21 asociaciones y entidades benéficas.


PROTOCOLO DE ACTUACIÓN


Se activa cuando se produce una incautación y decomiso procedente de la pesca ilícita. Bien los inspectores de pesca de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz o la Guardia Civil da el aviso al Banco de Alimentos para recoger inmediatamente la mercancía, que se traslada a las instalaciones frigoríficas de la empresa colaboradora, Petaca Chico.


Esta compañía especializada lleva a cabo el procesado higiénico y tecnológico durante el cual los veterinarios solidarios supervisan un exhaustivo control sanitario. Se comprueba que los niveles de histamina estén por debajo de lo permitido, obteniéndose un producto de la mayor calidad y la totalidad de las garantías sanitarias.


Una vez que el producto recibe el visto bueno es expide el documento de trazabilidad y se traslada a las instalaciones del Banco de Alimentos o de la entidad benéfica que lo solicite en vehículos isotermos y que además del pescado se les entregan los documentos de los controles realizados. 

Archivo