AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
“SARS-CoV-2 ofrece una oportunidad para combatir mismas patologías en salud humana y animal”
Jornada online organizada por la AEMPS con motivo del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos.

“SARS-CoV-2 ofrece una oportunidad para combatir mismas patologías en salud humana y animal”

Así lo han destacado los expertos participantes de la Jornada online organizada por la AEMPS con motivo del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos
|

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) con motivo del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos y la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de Los Antimicrobianos (18-24 noviembre), ha organizado un evento que ha contado con la participación de la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, y la directora de la AEMPS, María Jesús Lamas. Han participado también en esta jornada Víctor Briones, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense (UCM); Julio García, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario La Paz; Milagros Fernández de Lezeta, directora de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA); Miguel Ángel Higuera, director de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (ANPROGAPOR); Jesús María Aranaz, jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario Ramón y Cajal; y la divulgadora Marián García “Boticaria García”, que ha moderado el evento.


Uno de los principales temas sobre los que han discutido los participantes ha sido el concepto “One Health”. Los expertos participantes destacaron entre las lecciones aprendidas tras la pandemia la importancia de continuar trabajando con el enfoque “One Health” o de “Una única salud” para proteger la salud de todos. “Y es que la COVID-19 -infección de origen zoonótico o compartida de forma natural entre animales y humanos- ha vuelto a destacar la conexión entre salud humana, sanidad animal y medioambiente, que en la actualidad articula todas las estrategias frente a la resistencia bacteriana”, han apuntado.


En lo referente a sanidad animal, han explicado que la pandemia ha reforzado las estrategias que ya se aplicaban de acuerdo con las recomendaciones del PRAN para prevenir infecciones, frenar su transmisión y reducir así la necesidad de utilizar antibióticos: mejoras en la bioseguridad de las instalaciones; programas de formación específicos para los trabajadores; organización del trabajo enfocada en la minimización de riesgos y gestión de los residuos.


Así, todos han coincidido en la idea de que “el SARS-CoV-2 ofrece una oportunidad de aprendizaje para combatir las mismas patologías en salud humana y sanidad animal, frenando así futuras pandemias”. Como ejemplo de este aprendizaje “One Health”, los especialistas en sanidad animal destacan que la COVID-19 ha puesto de manifiesto que las medidas fundamentales para frenar la transmisión del virus son las que ya funcionaban en granjas y explotaciones ganaderas: la mejora de las medidas de prevención/higiene (lavado de manos, mascarilla) y bioseguridad (distanciamiento y aforos).


CONSUMO DE ANTIBIÓTICOS EN HUMANOS


El consumo de antibióticos registró una bajada del 21% en Atención Primaria y del 5 % en hospitales entre enero y julio con respecto al mismo período de 2019, según los datos del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) del Ministerio de Sanidad.


Con este descenso la tasa española de consumo de antibióticos en salud humana recupera la tendencia decreciente que había mantenido desde 2014 hasta la llegada de la pandemia de la COVID-19. Esta recuperación se produce a pesar de la importante subida registrada en el consumo de antibióticos en hospitales durante la primera ola de la pandemia.


De acuerdo con los análisis del PRAN, el incremento del consumo hospitalario del 40 % en marzo responde a la incertidumbre diagnóstica en el inicio de la pandemia, así como a la prescripción de antibióticos en pacientes COVID-19 con coinfección o sobreinfección bacteriana de acuerdo con los protocolos de manejo clínico establecidos (macrólidos y cefalosporinas de 3.ª generación). Por contra, la bajada de la actividad en los centros de salud durante el confinamiento, en los meses de abril y mayo, impulsó una reducción del consumo en el ámbito comunitario en torno al 40 %.


En su intervención, María Jesús Lamas ha confirmado que estas cifras podrían impactar en el problema de la resistencia, ya que “la presión antibiótica en hospitales en marzo podría aumentar el riesgo de desarrollo de bacterias resistentes, mientras que la bajada del consumo en la comunidad podría disminuir ese mismo riesgo en Atención Primaria”. Por ello, ha insistido en la importancia de seguir las recomendaciones del PRAN dirigidas a profesionales sanitarios para optimizar la prescripción de los tratamientos antibióticos.


Según los últimos datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), en el ranking europeo de consumo de antibióticos España se coloca la 5.ª en el ámbito comunitario y la 14.ª en hospitales (2019). Alrededor de 33.000 personas mueren cada año en Europa -unas 3.000 en España- como consecuencia de infecciones resistentes, un problema causado principalmente por el consumo excesivo o inadecuado de antibióticos. Todos los datos de consumo de estos medicamentos en salud humana pueden consultarse en la aplicación de Mapas de Consumo disponible en la web del PRAN, en la que a partir de hoy se incorpora como novedad la posibilidad de desglosar los datos hospitalarios entre centros públicos y privados. 

Archivo

*}