AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
¿Qué puede hacer un veterinario para cuidar del planeta?
El 24 de octubre es el Día Internacional contra el Cambio Climático.

¿Qué puede hacer un veterinario para cuidar del planeta?

El desarrollo de prácticas sostenibles como la reducción de plásticos y la prevención de enfermedades, mejora la salud de los seres humanos, los animales y el medio ambiente. El 24 de octubre es el Día Internacional contra el Cambio Climático
|

Desde la comunidad veterinaria siempre se ha defendido el concepto “One Health”, donde la salud humana, salud animal y el bienestar ambiental están entrelazados, pero últimamente, debido en gran mayoría a la pandemia actual del coronavirus COVID-19, la parte medioambiental se ha dejado de lado. Es por ello por lo que los veterinarios tienen un nuevo paciente del que cuidar, el planeta. El 24 de octubre se celebra el Día Internacional contra el Cambio Climático.


El pasado 20 y 21 de agosto, expertos de varias áreas discutían temas de salud ambiental en la Cumbre de Salud Global anual en la Convención Virtual de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA), donde se destacó y se profundizó en el papel que juegan los veterinarios en la salud ambiental. Jonna Mazet, directora ejecutiva del One Health Institute de la Universidad de California-Davis y profesora de epidemiología y ecología de enfermedades de la Facultad de Medicina Veterinaria de UC-Davis, en su sesión, habló sobre la pandemia de la COVID-19, la salud planetaria y cómo los veterinarios pueden fomentar el respeto por la ciencia.


“Son realmente las acciones humanas, en esta Tierra, las que están causando la mayoría de todas las perturbaciones y cambios en nuestro ecosistema. No podemos simplemente pensar en los problemas. Necesitamos pensar en los impulsores de estos problemas, como el uso de la tierra, el cambio climático, el desarrollo económico, la globalización, la extracción y uso de energía y la migración. ¿Cómo vivimos los estilos de vida que queremos, nos mantenemos saludables y protegemos la biodiversidad?”. La doctora defiende que, conociendo el medio millón de virus zoonóticos que pueden extenderse y enfermarnos, además de mantener el planeta más saludable, podremos detener los brotes y evitar que se conviertan en pandemias.


En este sentido, Mazet aconseja a los veterinarios fomentar el respeto por la ciencia para generar voluntad política. “Juntos podemos marcar la diferencia, pero tenemos que trabajar juntos; no podemos simplemente esperar que las cosas cambien. Tenemos que hacer todo lo que podamos, y creo que los veterinarios son los que pueden curar el planeta y pueden convencer a sus vecinos y comunidades para que ayuden a hacerlo”.


EL PROBLEMA DEL PLÁSTICO


Por otro lado, Karyn L. Bischoff, toxicóloga veterinaria en el Centro de Diagnóstico de Salud Animal del Estado de Nueva York y profesora de toxicología en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, y Danielle M. Scott, máster en ciencias ambientales y estudiante de segundo año de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencia Biomédicas de la Universidad Estatal de Colorado, discutieron sobre el problema de los plásticos de un solo uso y cómo una buena práctica veterinaria podría disminuir su uso.


En la actualidad, cada año se producen más de 300 millones de toneladas de plástico y el 50% de los plásticos son de un solo uso. De todos estos, 13 millones de toneladas acaban en el océano cada año. “Aunque los productos y envases de usar y tirar son convenientes, están afectado a la salud del planeta y debemos asumir responsabilidad”, comenta Bischoff.


Asimismo, Scott sugiere implementar una serie de prácticas en la veterinaria para comenzar a reducir los desechos plásticos. Comunicarse con el municipio local para ver qué se acepta en el contenedor de reciclaje, ver cuánto y qué tipo de basura se está produciendo, identificar artículos dentro de la clínica que se puedan alejar de los vertederos, considerar reducir artículos de un solo uso, o eliminar el papel y considerar métodos electrónicos, son algunas de los consejos que los expertos apuntan para ayudar a reducir el uso de plásticos desechables o su posterior reciclaje.


EL MEDIO AMBIENTE Y SU RELACIÓN CON LA SALUD


Por último, John L. Gittleman, decano de la Escuela de Ecología Odum de la Universidad de Georgia, explicó que a medida que la población humana aumenta y se expande por territorio salvaje, aumenta la probabilidad de que surjan enfermedades. En esta línea, expone que, los brotes mundiales a menudo tienen vínculos con cambios de origen humano en el medio ambiente, como la contaminación, el desarrollo o la guerra, no obstante, las causas pueden ser múltiples. “Cada vez más, debemos pensar en la investigación de manera integradora y colaborativa, como enfatiza el concepto One Health, para expandir la recopilación de datos, pero el tipo correcto de datos”, aclara.


Del mismo modo, Simon Doherty, vicepresidente senior de la Asociación Veterinaria Británica, ve vínculos entre la sostenibilidad y una mejor salud para los seres humanos, los animales y el medio ambiente. Doherty manifiesta que, en el papel de un educador veterinario, la sostenibilidad implica enseñar a los ganaderos cómo administrar sus tierras para promover la biodiversidad o enseñar al público que los alimentos para perros y gatos pueden reducir el desperdicio al usar proteínas que no son atractivas para las personas.


Doherty recomienda a los veterinarios de campo incluir la medicina preventiva y la planificación de la salud del rebaño. Además, cree que los veterinarios de pequeños animales pueden reducir la contaminación cuando comprendan los riesgos ecológicos de los productos que emplean. “Si realmente podemos mejorar el lugar de trabajo, promover estilos de vida sostenibles, promover un buen equilibrio entre el trabajo y la vida y promover una buena salud física y mental, con suerte, con el tiempo, también podremos mejorar la capacidad de resiliencia y la retención de los veterinarios en la profesión”, agrega.

Archivo

*}