José Ramón Escribano, presidente de AMVAC.

AMVAC traslada a Sergio García las inquietudes del sector veterinario

​AMVAC ha mantenido un encuentro telemático con el Director General de los derechos de los animales, Sergio García Torres, para informarle del interés en participar en las mesas de trabajo sobre la futura ley integral de bienestar animal
|

El conjunto de medidas y recursos necesarios para dar cobertura a las necesidades de los animales, y garantizarles las mejores condiciones de salud, es uno de los asuntos en el que los profesionales veterinarios llevan involucrados desde hace tiempo. Ante la nueva Ley Integral de Bienestar Animal, en la que está trabajando el Ejecutivo central, desde la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC) se trasladó, el pasado viernes, al Director General de los derechos de los animales, Sergio García Torres, la necesidad implicar a todos los colectivos en la elaboración del nuevo texto legal.


En la reunión, que se celebró de manera telemática, los miembros de la asociación le informaron al responsable público del interés de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC) de participar activamente en las mesas de trabajo de la nueva legislación sobre bienestar animal.


El encuentro, al que asistieron al presidente de AMVAC, José Ramón Escribano , Juan José Moreno secretario y Carlos Nunes vocal de esta, Nuria Llamas como gerente de AMVAC y Rosa González como coordinadora de comunicación de la Secretaría Técnica de la asociación; también sirvió para trasladarle las demandas del sector veterinario en este sentido. Entre ellas destacan la necesidad de modificar la Ley de perros potencialmente peligrosos (PPP), el registro único de identificación de animales que permite unificar todas las legislaciones autonómicas, o los mecanismos centrados en acabar con el problema del abandono, y en el control y la tipificación de los casos de maltrato animal, entre otros asuntos.


“En AMVAC se sigue trabajando en mejorar el bienestar animal y concienciar a la sociedad de la importancia de ello, considerando al veterinario como un representante clave para la mejora del bienestar y en la detección de casos de maltrato animal”, indican.

Archivo