Las aflatoxinas en los frutos secos fueron el problema notificado con más frecuencia en alimentos controlados en las fronteras.

1.175 alertas alimentarias se notificaron en Europa durante 2019

El informe anual del RASFF muestra que la cooperación entre los Estados miembros ha aumentado aún más
|

El informe de 2019 sobre el uso del sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF), publicado hoy, muestra que los Estados miembros notificaron a la Comisión Europea el año pasado un total de 4.118 notificaciones de riesgos de alimentos o piensos.


Se trata de un ligero aumento con respecto al informe del año pasado, lo que confirma que los operadores alimentarios y los Estados miembros están haciendo un uso extensivo del sistema. 1.175 se clasificaron como "alertas", lo que indica un riesgo grave para la salud por el que los operadores de alimentos o las autoridades requerían una acción rápida.


Las aflatoxinas en los frutos secos siguieron siendo, al igual que en 2018, el problema notificado con más frecuencia en los alimentos controlados en las fronteras de la UE. Como en años anteriores, la mayoría de las notificaciones en 2019 se relacionaron con productos alimenticios, con un pequeño porcentaje de las notificaciones relacionadas con piensos (6%) y materiales en contacto con alimentos (4,5%). El RASFF fue fundamental para rastrear y retirar del mercado los productos afectados.


Seguridad alimentaria

Infografía del informe RASFF de 2019.

Archivo